Archivo de Público
Sábado, 7 de Junio de 2008

Los transportistas ponen en jaque al Gobierno por el precio del gasoil

Piden al Ejecutivo que establezca una tarifa única para los profesionales. Zapatero muestra su solidaridad y se ofrece a dialogar. Los camioneros dicen que morirán "con las botas puestas"

AGENCIAS ·07/06/2008 - 19:52h

Si no hay cambios de última hora, a medianoche comenzará oficialmente la huelga indefinida que los transportistas convocaron por el impacto de la escalada del crudo. “Molestaremos en la carretera”, porque “el Gobierno sólo va a escuchar cuando le llegue el agua al cuello”, dijo ayer el presidente de la Plataforma Nacional de Transporte por Carretera, Manuel Núñez, insinuando que se movilizarán contra las refinerías y que en la inauguración de la Expo de Zaragoza “habrá sorpresas”. “Estamos preparados para todo y moriremos con las botas puestas. Acabaremos con victoria o en la cárcel”, advirtió.

Las gasolineras podrían quedar desabastecidas a partir del jueves y en los supermercados la situación también es delicada. De hecho, las grandes cadenas ya están haciendo acopio de productos para garantizar el suministro.

¿La culpa de todo? Del petróleo. En sólo un año, su precio se ha duplicado, pasando de 71 a 137 dólares. Los transportistas exigen que el Gobierno adopte medidas compensatorias (rebajando, por ejemplo, la fiscalidad de los hidrocarburos), pero las negociaciones entre el Ejecutivo y el sector no han prosperado. La Federación Nacional de Asociaciones de Transportistas de España (Fenadismer), que representa al 20% del sector, mantiene el paro y la adhesión de organizaciones minoritarias amenaza con paralizar el país.

Sobre todo, porque los piquetes podrían impedir que el resto circule con normalidad. En ese sentido, los productores de frutas y hortalizas han pedido que se respete el transporte de sus productos, para salvar la campaña de verano.

Cortes en la carretera 

El viernes ya hubo cortes de carretera y ayer también se registraron incidentes en las inmediaciones de localidades como Vinaroz, Benicarló y Peñíscola. Además, casi un millar de transportistas autónomos se reunieron en Morata de Tajuña (Madrid), en una asamblea nacional del sector. 

En un intento de atajar la crisis, José Luis Rodríguez Zapatero aseguró que pondrá sobre la mesa “todas las medidas que sean razonables” para apoyar a los sectores más afectados por la escalada del crudo. El presidente se mostró esperanzado ante una solución negociada con los transportistas y pescadores, que también se han movilizado, y quiso responsabilizar de esta situación al incremento del petróleo, “a todas luces excesivo”, que se produce “por un proceso de especulación”. En el PP, en cambio, son más críticos: el portavoz de Economía en el Congreso, Cristóbal Montoro, indicó que el Gobierno “no está poniendo soluciones a la crisis que se vive en España para no admitir el problema”, informa Justino Sanchón.