Archivo de Público
Sábado, 7 de Junio de 2008

Clinton deja paso a Obama

La ex primera dama renuncia definitivamente a su candidatura y pide al partido que se vuelque para llevar a Obama a la Casa Blanca

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·07/06/2008 - 16:37h

 

La demócrata Hillary Clinton dio este sábado todo su respaldo a Barack Obama para ser el futuro presidente de Estados Unidos al finalizar formalmente su histórica campaña por la Casa Blanca.

"La manera de continuar ahora nuestra batalla, para cumplir los objetivos que sostenemos, es tomar nuestra energía, nuestras pasiones, nuestras fortalezas y hacer todo lo que podamos para ayudar a elegir a Barack Obama como el próximo presidente de Estados Unidos", dijo Clinton.

"Hoy suspendo mi campaña, lo felicito por la victoria que ha logrado y la extraordinaria campaña que ha realizado. Lo doy todo mi respaldo", agregó la senadora de Nueva York ante miles de seguidores.


Unir al partido 

Clinton mostró también su compromiso en restaurar la unidad del partido demócrata de cara a las elecciones presidenciales del 4 de noviembre. "El Partido demócrata es una familia, y es el momento de restaurar los lazos y los valores del partido, y de unir los caminos que nos han mantenido separados durante esta dura lucha", dijo la senadora, quien advirtió, no obstante, que "el camino no va a ser fácil". 

La salida de Clinton pone punto y final a una de las primarias más apasionantes de la historia moderna de EEUU, en las que los dos aspirantes competían por el hito de llevar a la Casa Blanca al primera mujer presidente o al primer afroamericano. El mensaje de apoyo y unidad que ha lanzado hoy Clinton tiene una enorme importancia para la campaña de Obama, quien puede necesitar el apoyo de los 18 millones de votos que ha logrado la ex primera dama en las primarias para salir victorioso en las presidenciales de noviembre.

"Es el momento de restaurar los lazos y valores del partido" 

No obstante, para algunos miembros destacados del Partido Demócrata, la despedida de Clinton llega tarde, pues se tenía que haber producido el pasado martes, cuando Obama anunció que había logrado los delegados suficientes para dejar atada su proclamción como candidato. En lugar de rendirse, la senadora ofreció el martes un discurso desafiante, en el que resaltó los millones de votos obtenidos y los grandes estados en los que ha ganado, y anunció que no iba a tomar una decisión hasta consultarlo con el aparato del partido.

Solo 24 horas después, Clinton anunció que abandonaba y que iba a dar su total apoyo a Obama, después de que algunos de sus asesores y compañeros de partido claves le dejaran claro que su campaña estaba acabada.

Vicepresidencia 

Entonces comenzaron las especulaciones de que la senadora podría estar buscando la vicepresidencia, algo que ella no ha desmentido, aunque ha dejado claro que la decisión depende exclusivamente de Obama, con quien se reunió de manera secreta el jueves.

La posibilidad de que los dos rivales demócratas se unan en una candidatura común ha generado una cierta controversia y división en el partido

Según una encuesta publicada ayer por CNN, la primera desde que concluyó el proceso de primarias, el 54 por ciento de los demócratas piensa que Barack Obama debería escoger a Hillary Clinton como candidata a la vicepresidencia.

El 43 por ciento de los votantes demócratas, sin embargo, opina que el senador de Illinois debería elegir a otra persona como compañera de viaje a la Casa Blanca.