Archivo de Público
Sábado, 7 de Junio de 2008

Un experto subraya que las vacunaciones en África previenen enfermedades en Europa

EFE ·07/06/2008 - 11:56h

EFE - En la imagen, niños esperan para ser vacunados por miembros de la ONG española dentro de la quinta campaña de vacunaciones infantiles que desarrolla esta organización en el país africano.

El doctor Alfonso Carmona, vicepresidente de la ONG "África Arco Iris", que lleva vacunados unos 50.000 niños en Costa de Marfil, ha destacado a Efe que la ayuda sanitaria a los países en desarrollo no sólo supone un acto de solidaridad, sino que también previene la llegada a Europa de enfermedades tropicales.

Carmona, presidente del Instituto Hispalense de Pediatría y asesor de la Sociedad Española de Pediatría en materia de vacunaciones, ha regresado esta semana a España tras participar en la quinta campaña de vacunaciones de esta ONG en Costa de Marfil, la mayoría contra la meningitis y las fiebres amarilla y tifoidea.

En una entrevista con Efe, ha recordado que estas vacunaciones, además de una ayuda altruista a países en desarrollo suponen una acción preventiva para evitar la llegada a Europa de enfermedades tropicales ya erradicadas en el Viejo Continente, como la malaria.

Los flujos migratorios desde países en desarrollo a Europa han favorecido la aparición en los últimos años en España de enfermedades desaparecidas desde hacía décadas, como casos de malaria o brotes de sarampión.

Con todo, este pediatra enfatiza que "lo ideal" de estas vacunaciones en Costa de Marfil es "que salvan vidas" pues un niño enfermo en un país desarrollado puede ser vacunado y tratado de su enfermedad, pero en muchos países africanos "no hay medios ni para vacunar ni para atender a un niño enfermo".

Aunque se muestra satisfecho de la labor de esta modesta ONG -fundada en 2005 por el cónsul honorario de Costa de Marfil en Andalucía, Jesús Mejías, e integrada por una veintena de voluntarios de Sevilla y de Valladolid- Carmona lamenta la ingente tarea que queda por delante si se tiene en cuenta que el 40 por ciento de los casi veinte millones de marfileños son menores de 14 años.

Precisamente uno de los puntos elegidos por "África Arco Iris" para su quinta campaña de vacunaciones en Costa de Marfil ha sido Abobo, una populosa barriada de Abdiján, donde ha logrado vacunar a unos cinco mil niños, cifra inferior a los nacimientos de un mes.

"Nosotros organizamos las campañas de vacunaciones y vacunamos directamente con lo que el dinero que recaudamos va directamente a vacunas y no se desvía a costes de organización ni de infraestructura, pero llegamos hasta donde podemos y si tuviéramos más ayudas llegaríamos más lejos", añade.

La alegría que le proporciona a esta ONG saber que cada vacuna salva una vida se ve empañada en todas las campañas por el momento amargo en el que las vacunas se acaban pese a quedar miles de niños por vacunar, algo crucial en un país cuya tasa de mortalidad infantil es de 87,4 fallecimientos por cada mil nacimientos.

Por ello, esta ONG programa sus campañas de forma que vacuna a un porcentaje significativo de una población infantil para que la minoría restante quede inmunizada por el denominado "efecto rebaño", aunque Carmona enfatiza que hacen falta "muchos más medios" para afrontar las necesidades sanitarias de África y mejorar "aunque sea décima a décima" su esperanza de vida que, en el caso de Costa de Marfil es de sólo 46 años.

La propia embajadora de España en Costa de Marfil, Cristina Díaz Fernández-Gil, quien participó en una de las vacunaciones de esta ONG, ha valorado la oportunidad de la campaña de "África Arco Iris", desarrollada meses después de que este país haya sido incluido en una zona declarada por la OMS afectada por una epidemia de meningitis.

Este pediatra añade que "más importante incluso" que estas vacunaciones sería ayudar a los marfileños en el campo de la educación sanitaria para mejorar la higiene de la población.