Archivo de Público
Sábado, 7 de Junio de 2008

Capitán Makelele

El centrocampista del Chelsea afronta su último torneo con la selección francesa

L. JAVIER MOÑINO ·07/06/2008 - 00:00h

afp - Claude Makelele, antes de la rueda de prensa que ofreció en la concentración de la selección gala.

Con los brazos cruzados y mascando chicle, Makelele (Kinshasa, 1973) afronta su cara a cara con la prensa desde la calma de la veteranía. Junto a Vieira, Thuram y Henry es uno de los cuatro jefes del vestuario que asisten al cambio generacional de la selección francesa impulsada por los nuevos talentos.

En su última gran competición con Francia, dejará la selección al término de esta Eurocopa, a Makelele le preocupa que se produzca una fractura entre los que tienen las piernas cicatrizadas en mil batallas y la generación de la videoconsola y el iPod. Hablamos todos con todos y estamos juntos unos con otros, sin distinciones. Tenemos que ser un grupo unido para llevar a Francia lo más lejos posible.

Los más jovenes le respetan, puede que más que a ninguno de los otros tres capitanes. Se ha aproximado a ellos y les ha tendido una mano a los Ribéry, Benzema, Nasri y Mandanda para que no se sientan desplazados ni ninguneados. Makelele rechaza las comparaciones entre el equipo y los futbolistas que le dieron a Francia el Mundial 98 y la Eurocopa de 2000: Zidane sólo hay uno y no se puede comparar con otros. Aquí también hay grandes jugadores, pero son distintos. Aunque no compara, sin embargo, sí aconseja y habla con admiración de Benzema, el elegido para cargar con el peso de la tricolor en los próxima década: Tiene la marca de los grandes jugadores. Yo le digo que los jugadores jóvenes, cuando tienen la oportunidad de fichar por un grande, lo hagan porque tienen la oportunidad de crecer más.

El estilo de siempre

La zancada y la potencia de Benzema se ajustan al estilo que ha caracterizado a la selección francesa en los últimos años, por ello Makelele no duda del delantero del Lyon: Lo nuestro es robar la pelota y salir disparados hacia arriba. Ese es el estilo de Francia. Por eso no me preocupa que nos digan que no tenemos gol. Benzema, Henry y Anelka son grandes goleadores.

En su papel de aportar serenidad, Makelele también minimizó la posible baja de su viejo compadre Vieira, que el lunes decidirá si abandona la concentración y su lugar lo ocupa Flamini: Si no juega él lo haré con Toulalan. Makelele siempre mira el fútbol desde sus propias virtudes y no se le cae de la boca la palabra equilibrio: Hemos probado con un sólo centrocampista defensivo y con dos. No importa, porque lo que hay que tener es equilibrio. El aspecto defensivo es siempre muy importante para nosotros. Tenemos que volver como sea a ser los mismos del Mundial 2006.