Archivo de Público
Viernes, 6 de Junio de 2008

Lorenzo, baja definitiva para el GP de Catalunya

El español sufrió una espectacular caída en los entrenamientos, perdió el conocimiento por un momento y pasará entre 2 y 3 días en el hospital

AGENCIAS ·06/06/2008 - 19:11h

El piloto español Jorge Lorenzo (FIAT Yamaha) permanecerá entre 48 y 72 horas en observación en la clínica Dexeus de Barcelona, después de sufrir una espectacular caída en los entrenamientos libres de Montmeló, por lo que no podrá disputar el GP de Catalunya este fin de semana.

Lorenzo fue trasladado al hospital barcelonés en helicóptero a primera hora de la tarde, acompañado del doctor Xavier Mir, el traumatólogo que se encarga de su recuperación desde que el mallorquín se fracturase los dos tobillos en el GP de China. En la Dexeus, el bicampeón mundial de 250 c.c. se sometió a un escáner y a una resonancia para comprobar que no sufre ningún daño cerebral a causa de la caída.

Mir ha explicado que, tras efectuarle esta primera batería de pruebas "no se detectado nada raro", pero que es aconsejable que Lorenzo permanezca en observación al menos un par de días y, aunque "ha sido difícil convencerle" de que no debía tomar riesgos, finalmente ha aceptado quedarse hospitalizado.

El piloto de Yamaha perdió el conocimiento -aunque fue recobrándolo poco a poco- tras caerse en la segunda tanda de entrenamientos de la jornada y sólo sufrió un lesión menor en una mano, a pesar de haber rodado violentamente por el suelo. Concretamente, Lorenzo presenta "una pequeña abrasión en el cuarto y el quinto dedo de la mano derecha" que no reviste importancia, según ha explicado el traumatólogo español.

Sin embargo, ha sido esa pérdida de conocimiento tras la caída la que ha llevado a quedar hospitalizado y perderse la carrera de este fin de semana, en un circuito en el que ya ganó el año pasado en el cuarto de litro y donde este año quería disputarle la victoria al también español Dani Pedrosa (Honda), al italiano Valentino Rossi (Yamaha) y al australiano Casey Stoner (Ducati) en su estreno en MotoGP.