Archivo de Público
Viernes, 6 de Junio de 2008

Trichet habla y sube la hipoteca 71 euros al mes

El Euribor marca un nuevo récord histórico diario en el 5,418%, tras aumentar tres décimas en una sesión. Es la consecuencia del aviso del BCE de un inminente aumento del precio del dinero. 

VIRGINIA ZAFRA ·06/06/2008 - 19:33h

Cuando Jean-Claude Trichet habla sube el pan. Caras van a salir a los endeudados hogares españoles las últimas palabras del presidente del Banco Central Europeo (BCE). En un solo día, y como respuesta a su amenaza de subir los tipos de interés en julio, el Euribor se elevó ayer tres décimas y se encaramó a su máximo histórico diario, el 5,418%. La media mensual del indicador -la que se toma como referencia para calcular el precio de las hipotecas- se sitúa así en el 5,168% y se acerca a pasos agigantados a su récord, fijado en el 5,248% en agosto de 2000.

Más trascendente si cabe que el salto de ayer será la evolución de los próximos días. Si el índice persiste en los niveles actuales, la media de junio rondará el 5,3%. Los expertos dan por descontado que alcanzará ese nivel, ya que esperan nuevas subidas en la próxima semana y una ligera moderación a partir de la siguiente, aunque no suficiente para evitar que se anote su cuarta subida mensual consecutiva.

852 euros más al año

De confirmarse esa previsión, las economías de los hogares con hipoteca (en torno a un 30% del total) sufrirán un severo correctivo. Los préstamos que tengan la revisión anual con el dato de junio se encarecerán en torno a 71 euros al mes o 852 euros al año, mientras que aquellos que tengan la revisión semestral notarán un aumento de 46 euros al mes o de 276 euros en seis meses. Esos cálculos resultan de tomar como referencia una hipoteca media de 150.000 euros, con un plazo de 26 años y un tipo de interés de Euribor más un diferencial de 0,5 puntos.

La vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, reconoció ayer que la subida del Euribor es "preocupante". Y es que quien contrató una hipoteca de 150.000 euros en enero de 2006 empezó pagando 720 euros y ahora tiene que hacer frente a una cuota mensual de 920 euros. Es decir, la factura ha crecido un 28% en dos años y medio.

A ello hay que añadir la presión que está ejerciendo en las economías familiares el encarecimiento de los alimentos y del petróleo. Pese a que las palabras de Trichet pueden meter en apuros a muchos hogares, su objetivo último es el contrario: moderar la inflación a medio plazo. Los expertos confían, en todo caso, en que sus advertencias sirvan para frenar las expectativas de subidas de precios y para evitar que los datos de inflación se conviertan en permanentes si se trasladan a los salarios.

Sebastián no cree que el BCE suba tipos en julio

Los mercados de crédito se creyeron a pies juntillas el aviso de Jean-Claude Trichet, pero el ministro de Industria, Miguel Sebastián, se mostró ayer convencido de que el Banco Central Europeo (BCE) no materializará su amenaza de subir los tipos de interés en julio para contener la inflación y auguró que los datos de crecimiento de la eurozona durante el segundo trimestre podrían dar “alguna sorpresa para Trichet”, informa EP.

A su juicio, lo que dijo este jueves el presidente del organismo fue únicamente que había una “posibilidad” de subida de tipos “si los datos de inflación y de crecimientoasí lo sugieren”.

Las opiniones de Sebastián contrastan con la extrema prudencia del vicepresidente económico, Pedro Solbes, que siempre se ha mantenido al margen del debatesobre los tipos. Sebastián hizo estas declaraciones a la entrada de la reunión de ministros de Energía de la UE. Antes de obtener la cartera como ministro de Industria, Sebastián expresó en varias ocasiones su rechazo a la política monetaria del BCE y se mostró favorable a una rebaja de los tipos de interés. El BCE ha resistido a las presiones de los Gobiernos, sobre todo el francés, que en los últimos meses han clamado por un recorte en los tipos.