Archivo de Público
Viernes, 6 de Junio de 2008

El 90% de los cuidadores de enfermos terminales son mujeres

Más de la mitad son el cónyuge, la pareja o los hijos del paciente y tienen en su mayoría más de 50 años

EFE ·06/06/2008 - 17:51h

Alrededor del 90% de los cuidadores principales de enfermos terminales son mujeres, y de este porcentaje más de la mitad son el cónyuge, la pareja o los hijos del paciente y tienen en su mayoría más de 50 años.

Así se desprende de los datos de un estudio elaborado por el Equipo de Soporte de la Unidad de Cuidados Paliativos de Badajoz y que ha sido presentado hoy en la clausura del VII Congreso Nacional de esta especialidad que desde el pasado miércoles se ha desarrollado en Salamanca.

De las conclusiones se extrae además que la mayor parte de estos cuidadores principales (el que más tiempo pasa con el enfermo) "tienen un nivel elevado de sobrecarga" por lo que es necesario "el apoyo psicosocial y las medidas educativas por parte del equipo de Cuidados Paliativos para minimizar esta situación", tal y como ha explicado la responsable del estudio, Raquel Cabo Domínguez.

Situación desbordante 

La presencia en un hogar de un paciente terminal desborda en general a los familiares y cuidadores, sobre todo en las cuestiones relativas a la "dificultad de llegar a un acuerdo en cuanto a la distribución de las tareas y el tiempo destinado al cuidado de los enfermos", según la psicóloga Alejandra Rubio, de la Unidad de Atención Psicosocial a Enfermos de Cáncer y sus Familiares del Ayuntamiento de Santa Lucía (Las Palmas).

Rubio destacó que existe una persona que asume la mayor carga en la atención y el cuidado del enfermo
 

En este sentido, Rubio ha destacado que generalmente existe una persona que asume la mayor carga en la atención y el cuidado del enfermo "y lo hace sin límite de esfuerzo, ni de tiempo, mientras que otras se desentienden de esta labor, lo que genera conflictos".

Para evitar problemas depresivos y de convivencia entre los miembros de la familia es necesario, según la psicóloga, que todos conozcan la realidad del enfermo y sus circunstancias y en el caso de que no se lleguen a acuerdos "es recomendable la mediación y orientación familiar".

Necesidades de los familiares 

En el marco de la mesa de debate sobre Familia y modelos de intervención, se especificaron una serie de necesidades de los familiares de pacientes terminales comunes a todas las enfermedades.

Cada familiar necesita ser escuchado y exponer su situación, ya que relatar los acontecimientos y las emociones vinculadas a ellos "actúa como un bálsamo emocional", según la trabajadora social de la Unidad de Paliativos de Manresa Monserrat Gomis.

Junto a las necesidades psicológicas de los cuidadores, sobre todo de los de enfermos que viven en sus domicilios, existen otras necesidades prácticas "tan importantes como las otras", ha añadido Gomis.

Sobre este aspecto, ha indicado que se debe adaptar el espacio de la vivienda al enfermo, contar con mayores recursos económicos para mantener la situación, cambios en el trabajo y dejar apartados sus hobbies.