Archivo de Público
Viernes, 6 de Junio de 2008

Nadal y Federer vuelven a tener una cita en París

Serán por tercera vez seguida los protagonistas de la final de Roland Garros. El español, después de arrollar a Djokovic, busca igualar al suecoBjorn Borg. El suizo acabó con Monfils y quiere ganar el único 'Grand Slam' que le falta

AGENCIAS/PÚBLICO.ES ·06/06/2008 - 15:38h

EFE - El tenista español Rafael Nadal celebra un punto durante el partido de semifinales de Roland Garros ante Djokovic.

El español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer se verán de nuevo las caras en la final de Roland Garros, por tercer año consecutivo, tras imponerse hoy al serbio Novak Djokovic y al francés Gael Monfils, respectivamente. Nadal ganó el acceso a su cuarta final seguida (en el 2005 derrotó al argentino Mariano Puerta) al vencer en dos horas y 49 minutos a Djkovic, por 6-4, 6-2 y 7-6 (5).

Federer hizo lo propio ante Monfils, 59 del mundo, por 6-2, 5-7, 6-3 y 7-5, en tres horas y cuatro minutos, para privar al público local de la posibilidad de un nuevo campeón de esta nacionalidad después de la gesta de Yannick Noah hace 25 años.

La tercera final Nadal-Federer está servida. Los dos mejores jugadores del mundo, de nuevo por el título de Roland Garros, el único Grand Slam que falta en el palmarés del campeón suizo, que llega a este partido después de ceder tres sets, uno ante el español Albert Montañés e segunda ronda, otro ante el chileno Fernando González en cuartos y este ante Monfils. adal, ganador los tres últimos años, no ha cedido un solo parcial y ha igualado con el sueco Bjorn Borg con 27 victorias seguidas.

Será el 17 enfrentamiento entre ambos, con 10-6 para Nadal que lidera además 8-1 los disputados sobre tierra, y 3-0 en Roland Garros. Federer solo ha conseguido ganarle en esta superficie el año pasado en la final del Masters Series de Hamburgo. 

Nadal humilla a Djokovic 

En la primera de las semifinales disputadas hoy, Rafa Nadal no tuvo piedad de un desmotivado Novak Djokovic. 

Después de la exhibición de juego que protagonizaron ambos en las semifinales del Masters Series de Hamburgo, hoy 'Nole' decepcionó. Nada más saltar a la cancha, Nadal avisó con una bola de 'break', anticipando sus cartas.

Ese primer toque de atención no fue suficiente para despertar a Djokovic y el mallorquín lo aprovechó para conseguir la primera ventaja sin demasiadas concesiones, en el tercer juego (2-1). El revés de Nadal y su forma de cruzar las bolas estaba desquiciando al serbio. Así, el español multiplica el desgaste físico y los errores no forzados de su oponente, que entregó la primera manga al lanzar una bola contra la red, reflejo de la impotencia de plantar cara a su rival.

En el segundo parcial, llegó el mejor juego de Rafa. Dos bolas de rotura nada más empezar, permitieron al pupilo de Toni Nadal ponerse por delante en el electrónico (2-1). Djokovic no reaccionaba y Nadal volvió a ganarle con su resto (4-1).

Desaparecido de la pista, el balcánico entregó la manga en poco más de media hora. Con el encuentro encarrilado, 3-0 en el último parcial, Djokovic resucitó y rompió por primera vez el saque a Nadal, con 3-2 gozó de otras dos bolas de 'break', que le hubieran permitido poner contra las cuerdas a su adversario, pero no fue capaz de convertirlas.

La volea le estaba fallando a Djokovic aunque tiró de casta y no se dio por vencido. Así, fue capaz de igualar el set con un 'break' en el décimo juego (5-5), que le permitió ponerse por primera vez con ventaja en el electrónico desde el 1-0 inicial (6-5).

Ahí llegaron sus mejores momentos y hasta tuvo una bola de set, pero la salvó Nadal con una extraordinaria derecha. En el 'tie-break', al manacorí no le tembló el pulso. Sin concesiones se puso 6-0 y aunque Djokovic salvó tres 'match-points', hasta ahí duró su andadura.

Al final, Rafa cerró la muerte súbita (7/3) con un certero remate ante la atenta mirada de ex campeones como Borg, Vilas y Santana, para plantarse en la final por cuarto año consecutivo, donde espera al vencedor del Federer-Monfils.