Archivo de Público
Viernes, 6 de Junio de 2008

Fallece en Palma Carmen Delgado Roses, viuda de Juan March, a los 96 años

EFE ·06/06/2008 - 12:25h

EFE - En la imagen, Carlos March, presidente de la Banca March, uno de los hijos de Carmen Delgado Roses, fallecida esta madrugada en Palma de Mallorca.

Esta madrugada ha fallecido en su domicilio de Palma la matriarca de la familia March, Carmen Delgado Roses, de 96 años, viuda de Juan March Servera, hijo del diputado y banquero Juan March Ordinas, según han confirmado a Efe fuentes informativas de la Corporación Financiera Alba.

Carmen Delgado era la madre Carlos March, presidente de la Banca March y de la Corporación Financiera Alba, y de su hermano Juan, co-presidente de la Corporación Financiera Alba y presidente de la Fundación Juan March.

También era madre de Leonor y Gloria March Delgado, y nuera del diputado y fundador de la Banca March, Juan March Ordinas.

Nacida en Palma el 4 de mayo de 1912, Carmen Delgado Roses era hija de Juan Delgado Otaolaurruchi, un capitán de fragata de la Armada española natural de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), y de Antonia Roses Siragusa, natural de Arecibo (Puerto Rico) y de ascendencia mallorquina por parte de padre -nacido en Sóller-.

Completó su formación en el Liceo de Montpellier y contrajo matrimonio, en 1934, con Juan March Servera (1906-1973) -hijo mayor de Juan March Ordinas (1880-1962) y de Leonor Servera Melis (1888-1057)-. Tuvo cuatro hijos: Leonor, Gloria, Juan y Carlos.

Sin haber ocupado cargos ejecutivos en ninguna de las empresas del Grupo March, sus opiniones fueron siempre un referente tenido en cuenta "dada la ponderación y ecuanimidad de las mismas", según un comunicado emitido hoy por la entidad financiera.

Según la nota, Juan March Ordinas le profesó "un profundo afecto y respeto" a su nuera y, a partir de la muerte de éste y de su esposo, Juan March Servera, fue "singularizándose como una persona capaz de unificar criterios y de provocar consensos en momentos clave para las empresas familiares".

Tras su boda en Madrid, Carmen Delgado vivió en Barcelona y Palma, ciudad esta última donde fijó definitivamente su residencia a partir de 1973.

Persona de amplias inquietudes culturales y sociales, Carmen Delgado mostró durante toda su vida un gran amor por el campo y los jardines, así como un decidido apoyo a la preservación de Mallorca y de sus múltiples manifestaciones artísticas.

Su inquietud social fue una de las características más relevantes de su carácter con acciones como la fundación del centro de educación pre-escolar "Carme Delgado Roses", en la barriada palmesana de Santa Catalina o la cesión al Obispado de Mallorca, previo equipamiento, de un edificio que la institución religiosa tenía alquilado desde 1904 y que destinaba a guardería para los hijos de madres trabajadoras.