Archivo de Público
Viernes, 6 de Junio de 2008

INDRA y Thales lanzan sus aviones sin piloto para competir con EADS

EFE ·06/06/2008 - 14:02h

EFE - Logo de Indra.

El grupo tecnológico español INDRA y el francés Thales, asociados al fabricante aeronáutico francés Dassault Aviation y al israelí IAI, presentaron hoy una oferta de aviones sin piloto para tratar de venderlos a España y Francia, en competencia directa con otra propuesta de EADS.

Según subrayaron hoy sus responsables en conferencia de prensa en París, el proyecto que encabezan INDRA y Thales, bautizado SDM, sería "significativamente más barato" que el Advanced UAV que está desarrollando EADS.

Se da la circunstancia de que tanto Thales como INDRA participan igualmente en el proyecto de avión sin piloto de EADS, aunque en ese caso como simples subcontratistas que aportarían sus tecnologías.

La propuesta que INDRA y Thales entregaron el pasado día 22 de mayo al Gobierno español y que también se ha sometido al Ejecutivo francés representaría un costo global de 1.000 millones de euros para ambos países, lo que incluiría para cada uno de ellos tres sistemas con tres aviones cada uno y los equipos correspondientes de control en tierra, explicó el director general de Indra, Joaquín Uguet.

La propuesta evitaría los costos de desarrollo que incorpora la propuesta de EADS, ya que se utilizaría una plataforma ya existente, basada en un avión sin piloto de IAI que ya está operativo en Israel, al que se añadirían los equipos de la misión de vigilancia y el sistema terrestre que ya tienen desarrollados Thales e INDRA.

Para dar una idea de esos costos de desarrollo, el presidente de IAI, Yasir Shamir, señaló que el desarrollo de su programa para Israel con este avión que tiene una envergadura similar a la de un Boeing 737 y un peso de cinco toneladas, había supuesto una inversión de 1.000 millones.

Según el esquema concebido, INDRA y Thales se repartirían cada uno el 50% en los sistemas de misión y los equipamientos terrestres, que en conjunto representan en torno a dos tercios del conjunto del dispositivo.

Thales llevaría el peso de los sistemas de misión, que incluye la comunicación por satélite, los radares, las cámaras de visión térmica o de televisión o el sistema de identificación de aeronaves amigas o enemigas, mientras que INDRA lo haría con los equipos terrestres, con el sistema de gestión del avión y de análisis y diseminación de la información.

El presidente de Dassault Aviation, Charles Edelstenne, explicó que su avión puede cubrir misiones de vigilancia, tanto militares como de lucha antiterrorista, como podría ser la persecución de talibanes en Afganistán o de rebeldes en Chad, pero también el control de un barco secuestrado por piratas en el mar.

Uguet añadió que en el caso de España, y aunque el avión estaría operado por el Ejército del Aire, podría utilizarse para el control en el mar de la inmigración irregular en mar o la lucha contra el narcotráfico.

El SDM sería un avión de tipo MALE (siglas en inglés de altitud media y larga resistencia) preparado para volar a entre 6.000 y 10.000 metros de altura con una autonomía de unas treintena de horas.