Archivo de Público
Jueves, 5 de Junio de 2008

Urretxu aprueba la moción ética con la abstención de EA y EB-Aralar

EFE ·05/06/2008 - 13:07h

EFE - Vecinos de Urretxu apaluden al alcalde, Iñaki Zabala (d), tras el pleno celebrado en este Ayuntamiento guipuzcoano, gobernado en minoría por ANV, que hoy ha debatido la "moción ética" que promueven el PSE/EE y el PNV para exigir la dimisión de los ediles que no condenen la violencia.

El Ayuntamiento de Urretxu (Guipúzcoa), gobernado en minoría por ANV, ha aprobado esta tarde en un pleno extraordinario la denominada "moción ética", que ha contado con el apoyo de PSE y PNV, la abstención de EA y EB-Aralar, y el voto en contra de Acción Nacionalista Vasca.

La Policía Municipal de Urretxu ha impedido el acceso al salón de plenos a la mayoría de los medios de comunicación, que han tenido que permanecer en el exterior del edificio mientras se celebraba la sesión, que ha transcurrido con relativa tranquilidad.

Sólo se ha permitido entrar a los "medios locales acreditados" y a unos 50 oyentes hasta que se han ocupado todas las sillas colocadas en la sala, en la que no se ha dejado a ninguna persona permanecer de pie.

Esto ha provocado que numerosos periodistas y simpatizantes de ANV siguieran desde el exterior el desarrollo de este pleno, a cuyo término han proferido gritos de "PNV español", "PSOE y GAL son lo mismo" y han recibido con aplausos a los ediles de ANV.

La moción se ha votado por puntos y ha contado con el apoyo de los tres ediles de EA y del único de EB-Aralar en sus dos primeros apartados, aunque estos cuatro concejales se han abstenido en el tercero, el que reclama la dimisión de quienes no condenen la violencia, lo que no ha impedido que saliera adelante, al contar con el respaldo de los tres representantes del PSE y los 2 del PNV, y el rechazo de los 4 de ANV.

A diferencia de lo ocurrido en otras sesiones plenarias en las que se ha tratado esta misma moción, en Urretxu las intervenciones de los portavoces municipales no han sido interrumpidas por los asistentes al pleno, en el que se han tratado también textos de EA y ANV, este último presentado a título particular y no a nombre de este partido, que no han salido adelante.

El alcalde, Iñaki Zabala, ha pedido "tranquilidad" a los oyentes, que sólo durante la votación de las mociones han exhibido carteles a favor de la "autodeterminación de Euskal Herria".

Zabala ha criticado que se exijan condenas unilaterales a un solo partido, al tiempo que ha lamentado que la "mujer valiente" que fue la portavoz socialista en Urretxu, Gemma Zabaleta, se vea envuelta ahora en "labores inquisitoriales".

Zabaleta le ha respondido que ella es la misma persona y sigue defendiendo las mismas posiciones como es pedir al equipo de gobierno que diga no a ETA sin renunciar a sus proyectos políticos.

La representante del PNV ha opinado que hay que respetar las diferentes formas de pensar, pero sobre todo el derecho a la vida, el de EA ha afirmado que "ETA sobra, estorba y mata" aunque ha denunciado la "extorsión, las torturas", el cierre de Egunkaria o el sumario 18/98, mientras que el de EB-Aralar ha expresado su disposición a apoyar la "convocatoria de una consulta" en Urretxu para que sus vecinos decidan o no retirar su confianza a ANV.