Archivo de Público
Jueves, 5 de Junio de 2008

El Senado de EEUU confirma que Bush manipuló información para invadir Irak

El informe de una comisión bipartidista afirma que el presidente ocultó los desacuerdos entre expertos sobre el presunto programa nuclear de Irak y que algunas de las acusaciones sobre sus vínculos con Al Qaeda carecían de fundamento 

PÚBLICO.ES ·05/06/2008 - 21:09h

Sutilmente, pero hasta el Senado norteamericano lo reconoce: Bush faltó a la verdad para justificar la invasión de Irak. Un informe divulgado por el Comité de Inteligencia de la cámara asegura que Bush manipuló la información que poseía, exagerando los vínculos de Sadam Hussein con grupos terroristas.

El informe bipartidista indica que el Gobierno de Bush ocultó los desacuerdos entre expertos de la comunidad de inteligencia sobre el presunto programa nuclear de Irak, y que algunas de las acusaciones sobre sus vínculos con Al Qaeda carecían de suficiente fundamento.

Así, las declaraciones de que Irak poseía armas de destrucción masiva, antes de la invasión de marzo de 2003, se apoyan básicamente en datos que proporcionó la comunidad de inteligencia estadounidense, pero éstas no reflejaron la disensión interna sobre la situación en el país árabe.

Propaganda 

"El presidente (Bush) y sus asesores realizaron una incesante campaña pública a raíz de los atentados (de 2001) para utilizar la guerra contra Al Qaeda como justificación para derrocar a Sadam Husein", dijo el presidente del Comité, el demócrata John Rockefeller.

Agregó que los argumentos del Gobierno ante la opinión pública de que Husein tenía vínculos con Al Qaeda "y suponían en su conjunto una amenaza única e inseparable fueron fundamentalmente engañosos".

Esos argumentos, al final, "condujeron a la nación a una guerra" con falsos pretextos, continuó Rockefeller, cuyo comité avaló el extenso informe con diez votos favor y cinco en contra.

"El informe confirma la campaña de mercadeo engañosa para apresurar al país a ir a la guerra"

La oposición demócrata aprovechó la divulgación del informe para insistir en que es hora de un cambio en el liderazgo de la nación.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, dijo en un comunicado que el informe "confirma...la campaña de mercadeo engañosa para apresurar al país a ir a la guerra".

Esa presunta campaña propagandística, según Reid, "es parte de una serie de errores de juicio graves" del Gobierno de Bush y sus partidarios republicanos que "con su mala administración, le ha hecho un daño grave a la seguridad nacional".

El país necesita "un rumbo estratégico nuevo y una política pública internacional nueva que fortalezca a Estados Unidos en vez de engañar a los estadounidenses", puntualizó Reid.

Versión partidista 

Los republicanos, por su parte, denunciaron las conclusiones del estudio, al que tacharon de un "ejercicio partidista".

La portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, dijo que este asunto del uso de los datos de inteligencia ya se ha discutido previamente.

"Tuvimos la inteligencia que tuvimos, completamente escrutada, pero estaba errada. Por supuesto que lo lamentamos y hemos tomado medidas para corregir" ese error, insistió Perino.

El informe del Comité, en esencia, corrobora otros análisis anteriores de que el argumento principal que utilizó el Gobierno de Bush para ir a la guerra -el de las presuntas armas de destrucción masiva- tenía profundas debilidades.