Archivo de Público
Jueves, 5 de Junio de 2008

El Supremo no ve delito en la actuación de Casas

Cree que la conversación de la presidenta del TC con una abogada se adecúa al uso social.

ÁNGELES VÁZQUEZ ·05/06/2008 - 20:43h

El Tribunal Supremo archivó ayer las actuaciones remitidas por un Juzgado de Valdemoro (Madrid) para determinar si la presidenta del Tribunal Constituciona, María Emilia Casas, incurrió en un delito de asesoramiento ilegal por la conversación que mantuvo con una abogada que está encarcelada por el asesinato de su ex marido.

La Sala Segunda del Supremo hizo suyo el criterio de la Fiscalía que el pasado 30 de mayo entendió que la conversación entre ambas se trataba de "un mero intercambio genérico de opiniones que, por su contenido, no puede calificarse a priori de asesoramiento".

El auto de la Sala de Causas Especiales, del que ha sido ponente el magistrado Manuel Marchena, considera que en la conversación grabada, mientras se investigaba a la letrada María Dolores Martín Pozo por el asesinato de su ex marido, "no existe una actividad de asesoramiento, aun ocasional, susceptible de integrar" el delito en cuestión, que está castigado con multas de seis a doce meses y suspensión de empleo por entre uno a tres años.

"No todo consejo emanado de una autoridad o funcionario público puede reputarse delictivo", precisa el alto tribunal para añadir que "sólo aquel que compromete la impartcialidad, que menoscaba el deber de exclusividad o que provoca una interferencia entre los intereses privados y los de naturaleza pública, puede ser objeto de persecución penal".

Para el Supremo, "en la conversación mantenida" entre Casas y Martín "se deslizan expresiones que se ajustan sin dificultad a los módulos de adecuación social generalmente admitidos".

Comentar incidencias

En este sentido, explica que hacer un comentario sobre las incidencias procesales de un asunto concreto, incluso planteando la posibilidad de recurrir en amparo ante el Constitucional, como posible vía para impugnar actos jurisdiccionales, no puede considerarse un hecho delictivo.

Las actuaciones se iniciaron al remitir el Juzgado de Instrucción número 5 de Valdemoro al Supremo la llamada que Casas realizó a la abogada, el 17 de abril del año pasado a las nueve y media de noche. En la conversación la presidenta del Constitucional, que se puso en contacto con Martín a petición de una conocida común, le explicó que podía haber recurrido en amparo las resoluciones judiciales de las que discrepaba y le recomendó dos especialistas en conflictos familiares.