Archivo de Público
Jueves, 5 de Junio de 2008

Ian Paisley hace balance de su etapa como ministro principal norirlandés

EFE ·05/06/2008 - 17:19h

EFE - El ex ministro principal norirlandés, el reverendo Ian Paisley, hoy en Belfast.

El ex ministro principal norirlandés, el reverendo Ian Paisley, aseguró hoy que "los últimos doce meses" de Gobierno de poder compartido entre católicos y protestantes ha sido uno de los periodos más importante en la historia moderna de la región.

Con esas palabras, el veterano dirigente unionista se despedía del cargo que ha ocupado desde mayo de 2007, cuando accedió a dirigir un Ejecutivo autónomo junto a Martin McGuinness, el "número dos" del Sinn Fein, el brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA).

"Estos últimos doce meses ha sido uno de los periodos más importantes en la historia moderna del Ulster. Hemos pasado de las tinieblas a la luz, hemos cambiado el yugo del terrorismo por la paz y la libertad. Creo que podemos sentirnos felices", dijo Paisley.

A este respecto, el reverendo destacó la figura de McGuinness, ex comandante del IRA durante gran parte del conflicto norirlandés.

"Hemos tenido discusiones muy fuertes -recordó-, pero nunca nos hemos insultado. Estábamos dispuestos a diferir porque, al fin y al cabo, queremos lo mejor para la gente de Irlanda del Norte. Le deseo lo mejor".

De hecho, la estrecha y hasta amistosa relación que han mantenido ambos en público durante el último año les valió el calificativo de "Los Hermanos Risitas", lo cual ha incomodado al sector unionista más conservador e influyó en la decisión de Paisley de dimitir de su puesto.

Quizá por ese motivo, el reverendo ha dejado claro que no estrechará la mano de McGuinness al abandonar definitivamente el Gobierno de Belfast.

"McGuinness no niega el hecho de que, para los unionistas, fue un terrorista. No he estrechado la mano de Gerry Adams (presidente del Sinn Fein) o McGuinness. Ellos conocen mis motivos y son claros, pero dije que trabajaría con ellos si abandonaban la violencia", explicó Paisley.

El reverendo también deseó suerte a su sucesor, el líder del mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP), Peter Robinson, y a su adjunto, aunque advirtió que tendrán "grandes obstáculos" en su camino.

Entre los retos que afronta la pareja figura la aplicación total del los contenidos del acuerdo de Saint Andrews (2006).

Los republicanos quieren que Londres complete tan pronto como sea posible la transferencia al Gobierno autónomo de las competencias de Justicia e Interior y la redacción de una ley especial sobre la lengua gaélica.

Aunque el DUP no se opone a la protección del gaélico, sí considera prematura la transferencia de los poderes de Justicia e Interior al Ejecutivo de Belfast porque aún duda del compromiso del IRA con el proceso de paz.