Archivo de Público
Jueves, 5 de Junio de 2008

Juan Cruz asegura que los periodistas se han dotado de un poder que nadie les ha dado

EFE ·05/06/2008 - 13:36h

EFE - El escritor gallego Alfredo Conde viaja a la ciudad de A Coruña en pleno siglo XVI para presentar "María de las Batallas", un pulso histórico entre la heroína María Pita y el pirata inglés Francis Drake.

Juan Cruz se dio cuenta de que quería ser periodista a los once años, y desde entonces no ha dejado de sentir pasión por "el oficio más bello del mundo", aunque, a veces, le produzca "pena" porque en España "los periodistas se han dotado de un poder que la sociedad no les ha dado".

El periodismo y el amor, que en la vida de Juan Cruz "caminan juntos", son los ejes centrales de "Muchas veces me pediste que te contara esos años", el nuevo libro de este escritor canario que trata "siempre de aprehender el tiempo" en cada obra suya y de "ver qué mensajes" le envía.

"Últimamente el tiempo me envía mensajes de devastación", aseguraba hoy en una entrevista con Efe Juan Cruz, que reúne en estas páginas experiencias y recuerdos que "nunca" le había contado a nadie, ni siquiera a su mujer, Pilar, a la que está dedicado el libro que publica ahora la editorial Alfaguara.

Si en "Retrato de un hombre desnudo" evocaba la soledad que dejan los amigos desaparecidos y en "Ojalá octubre" rendía homenaje a su padre y, con él, a los perdedores de la Guerra Civil, ahora Juan Cruz vuelve a mostrar su lado más íntimo y cuenta "a borbotones" sus vivencias como periodista y como hombre, su paso por el mundo.

Sus primeros amores, su primer trabajo como periodista en un periódico de Santa Cruz de Tenerife, los años de la Universidad, de la contestación política, la dedicación a la literatura y los amigos, tanto los fallecidos como los que siguen vivos, desfilan por este libro impregnado de melancolía. Y al contar todas esas experiencias, Juan Cruz trata de "convertir las sombras en sueños".

Esta última cita es de la escritora paraguaya de origen español Josefina Pla, y Juan Cruz la leyó en una inscripción, en la isla de Lobos, frente a Fuerteventura. "Acaso eso sea la literatura, la literatura y todo, la vida entera, sombras y sueños, sol y nada", escribe Cruz en su nuevo libro.

El autor de "Crónica de la nada hecha pedazos", su primera obra, amaneció al periodismo cuando era "adolescente, al mismo tiempo que descubría el amor y lo que eso significaba".

"A lo largo del tiempo, mi ejercicio del periodismo ha tenido que ver con mi manera de amar la vida y de amar a la gente, mujeres incluidas", señala Juan Cruz, que actualmente es adjunto a la dirección de "El País", periódico al que está vinculado desde su fundación en 1976.

"Muchas veces me pediste que te contara esos años" está lleno de reflexiones sobre su profesión, y en un momento dado se dice que "el periodismo es un arma para ir contra el tiempo... que produce desmemoria y cinismo. Los periodistas somos seres ausentes y despiadados, desalmados".

"Cuando uno lee la prensa te das cuenta de hasta qué punto existe el cinismo", decía hoy Juan Cruz, para quien "muchas veces los periodistas se escudan en el poder que tienen, que es omnímodo, pero cuando se lo quitas o les dices que se están equivocando, sienten que el suelo se resquebraja a sus pies. Entonces empiezan a gritar a favor de su propia libertad de expresión".