Archivo de Público
Jueves, 5 de Junio de 2008

Sáez dice que le encantaría poder contar con el seleccionador este fin de semana

EFE ·05/06/2008 - 16:04h

EFE - El presidente de la Federación Española de Baloncesto, José Luis Sáez Sáez espera contar con el seleccionador este fin de semana.

El presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), José Luis Sáez, reconoció hoy las conversaciones con Aíto García Reneses para que éste sustituya a Pepu Hernández y afirmó que le "encantaría poder contar con el seleccionador este fin de semana".

"En este momento hay un nombre que tiene prioridad que es Aíto. Hemos hablado de todo, quiere conocer la federación, los proyectos y tiene que pensarlo. Aíto es una persona que tiene ofertas de muchos sitios, pero le gusta meditar los temas para encarar cualquier proyecto", dijo Sáez.

El presidente de la FEB, que asistió al Foro Ferrándiz para escuchar la intervención del secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, admitió que le gustaría que el nuevo seleccionador llegara con "un proyecto a largo plazo, sabiendo cuáles son los objetivos, las posibilidades y con quién va a poder contar y evaluarlo".

Sáez prefirió no hacer más comentarios sobre las manifestaciones de Pepu Hernández tras su destitución esta semana y aseguró que todos los seleccionadores que han trabajado en la Federación han tenido libertad para hacerlo.

"Me gustaría que me dijera algún seleccionador que no ha tenido libertad. Yo respeto los derechos de las personas. Es un tema ya cerrado y no me gustaría volver a reabrirlo. Yo pienso en lo que es el baloncesto, en la selección y en la federación y a la vuelta de la esquina tengo que intentar apoyar para que las chicas se clasifiquen", añadió.

El presidente aseguró que los jugadores "nunca" han influido en el nombramiento o en el cese del seleccionador y admitió que conocía las consecuencias que podía generar su decisión de cesar a Pepu Hernández.

"Yo no consulto. Los jugadores no me han puesto nunca a un seleccionador ni me lo han quitado. Me han dejado en ese respeto que hay a la labor del directivo y a las competencias de cada uno. Entienden que es una decisión que tengo que tomar, que no me gusta y si la he tomado es porque no había otro remedio para que la familia de la selección pudiera seguir adelante en el ambiente que debía", agregó.

Sáez finalmente reconoció que todo lo ocurrido le ha afectado personalmente y que en ocasiones es mejor guardar silencio.