Archivo de Público
Jueves, 5 de Junio de 2008

"Kung Fu Panda" llega a los cines con un toque español

EFE ·05/06/2008 - 15:36h

EFE - El actor estadounidense Dustin Hoffman (c) y su mujer Lisa Gottsegen (d) posan con Po a su llegada el pasado 1 de junio al estreno de la película "Kung Fu Panda" en Los Ángeles, California.

La película de animación "Kung Fu Panda", que se estrena mañana en EEUU y que está llamada a ser uno de los éxitos del verano, contó con el talento del dibujante español Manuel Almela, uno de los responsables de dar vida al oso convertido en maestro de las artes marciales.

El filme llegará a España en plena temporada estival y los doblajes impedirán -excepto en las salas de versión original- apreciar el trabajo de los grandes nombres asociados al proyecto, como Dustin Hoffman, Angelina Jolie, Jackie Chan, Lucy Liu y Jack Black, encargado de poner la voz al panda en la versión en inglés.

"Cuando se hace animación se toma como referencia el actor que está detrás y al poner otra voz se destroza ese trabajo. Aunque los dobladores traten de acercarse lo más posible, no es lo mismo", aseguró resignado Almela en una entrevista con EFE.

Este riojano afincado en California se mostró feliz de haber trabajado en "Kung Fu Panda", de la que dijo era una de las mejores películas en las que había trabajado en su ya larga carrera de dibujante de animación en Hollywood.

La mano de Almela estuvo detrás de "Flushed Away"(2006), "Shark Tale" (2004), "Spirit: Stallion of the Cimarron" (2002), "The Road to El Dorado" (2000) o la ganadora de un Óscar "The Prince of Egypt" (1998).

"Kung Fu Panda" es una historia llena de optimismo en la que se relata el afán de superación de un oso regordete llamado Po, que pasará de camarero en el restaurante de pasta de su padre a héroe y maestro de las artes marciales cuyo destino es cumplir con una antigua profecía y salvar a su condado de una catástrofe.

Para la realización del filme, el equipo de dibujantes de Dreamworks se empapó de artes marciales, no sólo a través de vídeos de Jackie Chan o Jet Li, dos virtuosos a la hora de llevar estas disciplinas de lucha a la gran pantalla, sino también mediante la experiencia personal.

"Tomamos clases de kung fu durante un año entero para poder incorporar después nuestra experiencia a los personajes, es algo que siempre solemos hacer", explicó Almela.

"Nos centramos en el estilo Wushu, que es el tradicional chino, que es muy artístico", señaló el dibujante, que recordó que para "Spirit", DreamWorks compró un caballo que convivió en el estudio con los dibujantes para que pudieran captar sus movimientos al detalle.

"Incluso lo montábamos", dijo.

Aparte de sudar la camiseta con el kung fu, Almela y sus compañeros trabajaron codo con codo con un elenco de estrellas del cine, si bien destacó que no todas estaban a la altura de las circunstancias.

"Hay actores que se usan por el nombre, pero otros como Jack Black o Dustin Hoffman han nacido para poner voces a personajes de animación. Al oír su voz es fácil imaginarte la escena", comentó el creativo, que incidió en el reclamo que supone para muchos intérpretes trabajar en estas películas.

"Les encanta, les da placer y no tienen que preocuparse por su imagen, por eso hay tantos que quieren hacerlo. Sin embargo, hay actores que no funcionan por mucho que lo intenten, hay que tener las cualidades", confesó Almela, que prefirió no citar a nadie.

Sí mencionó que la participación de Angelina Jolie y Lucy Liu fue con un fin promocional, ya que "tienen muy pocas líneas en la película pero son un gran reclamo".

A pesar de la distancia, Almela declaró que sigue con interés las producciones que se hacen en Europa y en España, donde echa en falta un poco de "mentalidad americana" para sacar adelante más producciones.

"Allí las películas de animación llevan muchos años y a veces las productoras quiebran a mitad del trabajo. Aquí es una industria consciente de la rentabilidad de estos proyectos. Esto es Hollywood, son capaces de arriesgar mucho dinero, eso no pasa en Europa", manifestó.