Archivo de Público
Jueves, 5 de Junio de 2008

El hombre a quien su pareja clavó unas tijeras pidió ayuda, según un vecino

EFE ·05/06/2008 - 14:12h

EFE - En la imagen, miembros del cuerpo de bomberos y de los Mossos d'Esquadra.

El hombre al que ayer su pareja le clavó en varias ocasiones unas tijeras en el pecho logró escapar y pedir ayuda antes de que la mujer se tirara al vacío desde la terraza de su casa, según ha declarado a Efe Juan, un vecino de la pareja, que es además el dueño de uno de los coches sobre los que cayó la mujer.

Los hechos tuvieron lugar en la calle Andreu Vidal de Sant Adrià del Besòs (Barcelona) en la mañana de ayer, cuando la mujer, al parecer, entró en el piso y se abalanzó contra su pareja, que dormía, y le clavó varias veces unas tijeras en el pecho

El vecino, propietario de un bar situado en el mismo inmueble, ha explicado que escucharon ruido y muchos golpes y que al salir a la calle para ver lo que pasaba se encontró con el joven, lleno de sangre y con una tijeras clavadas en el pecho que le pedía ayuda y que decía "Juan, me han matado".

Según las mismas fuentes, cuando acababa de llamar por teléfono a la policía y a la ambulancia, el vecino oyó un ruido, cómo si algo se hubiera caído, que resultó ser la mujer que se había tirado, y que quedó tendida entre dos coches que estaban aparcados, uno de los cuales es de su propiedad.

Según este testigo, el joven herido vio como se precipitaba la mujer al vacío porque cuando llegaba la policía se desvaneció.

Otra vecina que conocía a la pareja asegura que no discutían nunca y se querían mucho, aunque otros testigos apuntan que la mujer sufrió una depresión postparto después de tener a su hijo.

Los Mossos d'Esquadra investigan las circunstancias en las que una mujer de 35 años y con un niño de pocos meses clavó ayer en varias ocasiones unas tijeras en el pecho de su pareja y se lanzó después al vacío desde la terraza de su casa.

La policía ha confirmado hoy que la mujer agredió a su pareja sin que se conozcan todavía las causas, y que no consta ningún tipo de denuncia por violencia doméstica por parte de ninguno de los miembros de la pareja.

El hombre, que recibió varias puñaladas, consiguió salir a la calle a pedir ayuda y sus heridas, al parecer, no revisten gravedad, mientras que la mujer se encuentra ingresada en la unidad de reanimación del Hospital de Can Ruti con politraumatismos.