Archivo de Público
Jueves, 5 de Junio de 2008

Urkullu afirma que Zapatero aplica una política basada en el "chantaje"

EFE ·05/06/2008 - 13:37h

EFE - El presidente del PNV, Iñigo Urkullu (d), atiende la intervención de Lapo Pistelli, diputado italiano y secretario del PDI, durante la inauguración de la jornada "Un mundo en transformación", organizada por la Fundación Sabino Arana en Bilbao.

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha denunciado hoy la "actitud mezquina, cicatera" del presidente del Gobierno, al que ha acusado de aplicar una "política basada en el chantaje" al proponer que el PNV cumpla y respete la Constitución y el Estatuto de Gernika y el PSOE llevará a cabo las trasferencias previstas en su programa.

"El presidente del Gobierno se autorretrata con este tipo de planteamientos", ha indicado Urkullu en Bilbao, en una rueda de prensa con motivo de unas jornadas organizadas por su partido sobre la globalización en el que participan políticos democristianos italianos y latinoamericanos.

En respuesta a una pregunta realizada ayer en Congreso por el diputado del PNV Josu Erkoreka, sobre el cumplimiento de los compromisos públicos adquiridos por el PSOE en relación con el autogobierno vasco, Zapatero propuso al parlamentario nacionalista: "Nosotros cumplimos escrupulosamente el programa del PSE -en cuanto a las transferencias pendientes a Euskadi- y ustedes cumplen y respetan la Constitución y el Estatuto de Gernika".

El presidente del PNV ha asegurado que "lo que es obvio a todas luces es el incumplimiento de la legalidad" que se está produciendo con el Estatuto de Gernika, y ha acusado a Zapatero de no querer asumir que la cuestión vasca es una cuestión de Estado.

Ha añadido que poco tiene que ver el cumplimiento del Estatuto de Gernika con la ley de consulta y sí con la "estrategia del chantaje permanente" que, a su juicio, aplica el Gobierno central.

"Si necesito de tus votos, te doy. Si no necesito de tus votos y te portas bien, te doy", ha resumido Urkullu sobre la actitud del Ejecutivo, y ha afirmado que ese no es el estilo de hacer política del PNV.

El dirigente nacionalista ha añadido que su partido va a seguir demandando el cumplimiento del Estatuto y también "planteando claramente a la sociedad vasca la necesidad de un desarrollo de un autogobierno adecuado a lo que es este mundo globalizado".

"El traje con el que nos vestimos hace 30 años se nos ha quedado pequeño y viejo, pero ese traje querríamos confeccionarlo en base a un patrón pactado con el Estado español, y sin embargo encontramos tanto al PP y al PSOE con la política del chantaje permanente a la sociedad vasca, que no al PNV", ha insistido Urkullu.

El presidente del PNV ha acusado también al Gobierno de tener la responsabilidad de no poder avanzar en la normalización política en el País Vasco y de actuar a corto plazo y en función de fechas electorales, lo que provoca "políticas contradictorias" y genera "caos".

Ha afirmado que el ejemplo más claro son las ilegalizaciones "arbitrarias" de formaciones políticos que el Gobierno socialista ha hecho, según él, en función de encuestas electorales, y se ha mostrado convencido de que esa "arbitrariedad volverá a estar a flor de piel" en las próximas elecciones autonómicas vascas.

Urkullu ha negado que la paz y la normalización políticas sean las dos únicas cuestiones que preocupan al PNV o al Gobierno vasco, ya que, según ha explicado, son aspectos que no dependen exclusivamente de ellos.

Así, ha recordado que hoy el lehendakari se reúne con los tres diputados generales para abordar el plan para la reactivación económica y ha matizado que sólo se puede construir nación desde la construcción social.