Archivo de Público
Jueves, 5 de Junio de 2008

Rajoy todavía no ha decidido quién será el secretario general del PP

El líder conservador afirma ahora que no tiene claro quién será su secretario general, a pesar de que hace apenas seis días daba por hecho el nombre del elegido

PÚBLICO.ES / EFE ·05/06/2008 - 09:50h

 

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha afirmado que aún no tiene decidido quién será el secretario general del PP, aunque en las últimas semanas ha declarado tener ya claro el nombre del sucesor de Ángel Acebes en el cargo. En una entrevista en Onda Cero, añadió que su pretensión es hacer un equipo "muy representativo de lo que es el PP", con personas de larga trayectoria política con personas jóvenes a las que, según dijo, "hay que darles oportunidades".

Así, destacó que optó por nombrar como portavoz del Grupo Popular en el Congreso a Soraya Sáenz de Santamaría, quien, según recordó, fue "discutida al principio". "Curiosamente ahora todo el mundo dice que lo está haciendo muy bien, lo cuál para mi es una satisfacción", recalcó.

Elogio de Gallardón  

Rajoy ha afirmado que Alberto Ruiz-Gallardón tiene "capacidad suficiente" para "echar una mano en los temas" de su partido, ocuparse de la candidatura de Madrid 2016 y ser alcalde de la capital.

Preguntado por si, como publica algún medio de comunicación, hoy almorzará con el portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, ha explicado que habla con él con "cierta periodicidad" y que en esta última etapa han mantenido "dos o tres conversaciones".

Tras afirmar que siempre ha tenido una "extraordinaria relación" con Mayor Oreja, ha afirmado que hace unos días que no habla con él, pero que supone que le verá "en unos días". 

Compañeros 

El líder ha reiterado que no tiene adversarios en el PP sino "compañeros de partido" y ha apostillado: "Más que adversario, sería una persona que podría presentar un proyecto político distinto, un equipo distinto o que pudiera hacerlo mejor", pero, ha recordado, "nadie ha dado un paso adelante", por lo que es "difícil saber quién es".

"Al final, uno está compitiendo contra nadie"

Sobre Juan Costa, quien aún sopesa la posibilidad de presentar una candidatura alternativa en el XVI Congreso del PP, Rajoy ha subrayado que hizo "bien" su trabajo como director del programa electoral, pero que a partir de ahí desconoce "sus planes de futuro".

"Al final, uno está compitiendo contra nadie", ha resumido el líder del PP, quien ha prometido que si al final no se presenta otra candidatura hará un "esfuerzo" para hacer "algo razonable" y apostar por la integración para que se vea representado todo el partido. 

Representar a más españoles


Rajoy ha señalado que si sale reelegido en los próximos cuatro años trabajará para que el PP pueda representar a "muchos más" españoles y por una "alternativa con vocación de ser mayoritaria".

"El PP tiene que estar en la centralidad política, hablar con todo el mundo y no puede estar situado en una esquina", ha matizado.

En tela de juicio 

Mariano Rajoy ha defendido que mantiene las mismas posiciones de fondo que en la última legislatura y que "en absoluto" han cambiado sus principios.

"Me parece profundamente injusto que algunos pongan en tela de juicio mis principios"

"Me parece profundamente injusto que algunos pongan en tela de juicio mis principios. A estas alturas de mi vida yo no voy a cambiar", ha subrayado.

No obstante, ha destacado que el PP debe hacer un "esfuerzo para ser un partido más abierto". "Tenemos que explicarnos mejor, hacer más pedagogía y dialogar más", ha destacado. 

Reflexión de Casas

Rajoy ha dicho hoy que la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, debe reflexionar sobre su situación, porque su conversación privada con una abogada "sin duda afecta al crédito" del alto tribunal, "que ya bastantes problemas tiene".

Lo que diga el Tribunal Supremo sobre este asunto lo acataré, y cualquier medida que se pueda adoptar me parecerá bien", ha asegurado Rajoy, quien ha añadido que, como dirigente político, le parece "muy poco adecuado" el comportamiento de Casas, y "de una enorme imprudencia".

Rajoy se ha referido así a la decisión que adoptará el Supremo sobre si archiva o no el procedimiento abierto a raíz de que una juez de Valdemoro (Madrid) le remitiera unas escuchas policiales en las que figura una conversación de María Emilia Casas con una abogada.

Las escuchas fueron ordenadas por la magistrada en el caso en el que investiga el asesinato del ex marido de la citada letrada, con la que Casas se puso en contacto a petición de una conocida de ambas, que le aseguró que la mujer sufría malos tratos.

A juicio de Rajoy, María Emilia Casas debería "hacer una reflexión sobre su situación, porque esas conversaciones privadas que se han conocido públicamente, sin duda alguna afectan al crédito del Tribunal Constitucional, que ya bastantes problemas tiene".