Archivo de Público
Jueves, 5 de Junio de 2008

El dios de Portugal

Cristiano Ronaldo es, por mérito propio, la estrella mediática de la competición

RAMIRO VAREA ·05/06/2008 - 08:26h

Ronaldo, durante un entrenamiento. EFE

Es un icono mundial y, aunque apenas tiene 23 años, está llamado a ser el mejor futbolista portugués de todos los tiempos. Él mismo ha reconocido en alguna ocasión que quiere marcar la historia del fútbol y, por lo visto hasta ahora, va camino de ello.

Cristiano Ronaldo (Funchal, Madeira, 1985) es un motivo de orgullo para Portugal, una personalidad venerada más allá de los terrenos de juego. Encarna valores como humildad, trabajo, confianza, simpatía, talento… Un futbolista con un imán que atrae a miles de jóvenes de todo el mundo y cuya fuerza mediática arrasa como un ciclón.

Hace sólo dos días, 12.000 espectadores acudieron al entrenamiento de la selección portuguesa en Neuchatel (Suiza) para ver de cerca y aclamar al ídolo. ¿El motivo? La numerosa colonia de emigrantes lusos que residen en esta ciudad. Y, como siempre se desató la locura entre sus miles de fans cada vez que Cristiano tocaba el balón. “Es un jugador regular y muy completo. Remata bien de cabeza, juega y dispara con los dos pies e incluso con el tacón. Es rápido, veloz, apoya a sus compañeros, se desmarca en las jugadas y es muy fuerte físicamente. Es el futbolista perfecto”, asegura Tiago Costa, periodista portugués de Sport TV.

Esas virtudes le llevaron a fichar, con tan sólo 18 años, por el Manchester United. Corría el año 2003. Desde entonces, su progresión ha sido espectacular. Hoy es el líder indiscutible del combinado luso, al que ha contagiado su sed de triunfo. Portugal confía más que nunca en su equipo, con un ambiente de optimismo inimaginable hasta hace pocos años. “En Portugal existe el convencimiento de que la selección va a ganar esta Eurocopa”, dice sin titubeos Costa. Basa sus afirmaciones en los impresionantes resultados conseguidos en las dos últimas grandes citas. Con el brasileño Luiz Felipe Scolari en el banquillo, Portugal fue finalista en el último Europeo de 2004, y disputó las semifinales del Mundial 2006.

Sin presión

“Creo, de verdad, que esta selección está entre el grupo de favoritos al título. En esta Eurocopa, Portugal no puede fallar”, prosigue Costa. Y Cristiano Ronaldo, tampoco. “Está acostumbrado a jugar contra los mejores en la Premier y en la Liga de Campeones, así que la presión no le pasará factura”, señala Carlos María Roldán, colaborador del periódico Jornal de Noticias de Oporto. Este periodista considera que el crack portugués tendrá un papel destacado en la competición que arranca el próximo sábado. “Cristiano es un jugador espectacular, lo demuestra en cada una de sus acciones. Y este año ganó la Champions, así que es un factor más de motivación para él”, relata Roldán.

Pero en Portugal, además del futbolista de moda, juegan otros hombres importantes: Pepe, Carvalho, Deco, Quaresma, Simao, Nuno Gomes... “Es un bloque excelente, con dos de los mejores defensas centrales del mundo y un centro del campo con mucho toque y calidad”, opina Roldán.

Tiago Costa coincide en el análisis: “El punto fuerte del equipo radica en el mediocampo. Sobra calidad y Scolari puede trabajar con muchas opciones”. Aunque también tiene sus debilidades: la portería y una delantera con poco gol.