Archivo de Público
Jueves, 5 de Junio de 2008

Zapatero: "Me gustaría que Obama llegara a la Casa Blanca"

El presidente del Gobierno ya no confía en la política de "campeones nacionales" en la energía.

PÚBLICO.ES ·05/06/2008 - 07:42h

José Luis Rodríguez Zapatero, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso. EFE

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha mostrado su apoyo a Obama de cara a la campaña estadounidense en una entrevista publicada hoy por el 'Financial Times'. El presidente español desea que el candidato demócrata llegue a la Casa Blanca en su pugna con McCain.

Zapatero ha abandonado su defensa del concepto de "campeones nacionales" en la energía. Ahora el jefe del Ejecutivo prefiere favorecer la cooperación internacional en materia tecnológica. "No podemos aspirar a tener campeones nacionales en la energía", dice Zapatero. 

El presidente del Gobierno español se pronuncia asimismo a favor de una política energética común con el fin de garantizar los suministros exteriores.

En cuanto a la energía nuclear, Zapatero insiste en que España no construirá más centrales nucleares y seguirá apostando por las energías renovables. 

El presidente a los países europeos a armonizar sus políticas de inmigración y energía con el fin de consolidar las fronteras de la Unión Europea y los suministros de carburante. Rodríguez Zapatero indica que una política común en materia de inmigración podría ver la luz "de aquí a cuatro o seis años".

"Las leyes no disuadirán a los ilegales" 

"Las leyes no disuadirán a los inmigrantes ilegales, sí lo hará el desarrollo económico de sus países", afirma el presidente español al rotativo londinense.

"Tenemos que combatir con mayor eficacia la inmigración clandestina y el camino mejor y más eficaz pasa por la cooperación con sus países de origen", recalca Rodríguez Zapatero.

Ajuste severo en la construcción 

El presidente del Gobierno reconoce en el diario londinense que el sector de la construcción residencial va a sufrir un "ajuste severo", pero se muestra convencido de que la fortaleza de la economía española permitirá superar esta situación.