Archivo de Público
Miércoles, 4 de Junio de 2008

Obama se estrena como candidato oficial atacando a Irán

En un discurso ante el lobby pro israelí aseguró que hará todo lo posible por eliminar la amenaza que constituye Teherán para Israel

PÚBLICO.ES ·04/06/2008 - 17:12h

El aspirante demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, se presentó ante el lobby pro israelí con mucha fuerza para espantar cualquier tipo de rumor sobre su animadversión a Israel. Lo hizo con firmeza, tocando todos los puntos calientes y amenazando a los de siempre: Irán y Palestina.

Antes de comenzar el discurso más pro israelí que posiblemente se le haya escuchado a Obama en lo que va de campaña, tuvo unas palabras para Hillary Clinton, su rival y compañera de partido en la lucha por la candidatura a la Casa Blanca. De ella dijo que es una persona que ha hecho historia con su servicio al país y que es una "extraordinaria trabajadora pública". Sobre la supuesta vicepresidencia, nada. A pesar de que ayer, la propia Clinton se diera prácticamente por vencida tras los resultados de las primarias en Dakota del Sur y Montana.

Y después de los piropos a la ex primera dama, empezaron a caer los improperios contra Irán. Por mucho que Obama pueda ser el candidato moderado, a ningún político en todo EEUU se le ocurriría tener otro discurso ante el lobby pro israelí de la AIPAC (American Israel Public Affairs).

De Teherán dijo que trabajará por "eliminar" la amenaza que el país que dirige Ahmadineyad representa para Oriente Medio y, en particular, para Israel. "No hay mayor amenaza para Israel o para la paz y la estabilidad de la región que Irán", insistió Obama, quien avisó que siempre tendría "la opción militar encima de la mesa".

Después pasó al segundo asunto: Palestina y seguridad. Advirtió que Jerusalén "debe continuar siendo la capital del Estado de Israel y debe permanecer indivisa" y aseguró que "la seguridad de Israel no es negociable para EEUU". Entonces, siguiendo su papel de candidato virtual, le tiró una puya al partido republicano: "La política de los últimos años han convertido a Israel en un país menos seguro".

"Buen amigo de Israel"

Hillary Clinton, que también estaba en la reunión, recogió el testigo de Obama y se expresó en la misma línea. Agradeciendo los cumplidos del principio, dijo a los asistentes que "el senador Obama será un buen amigo de Israel" y que, como no podía ser de otro modo, McCain haría de su país un lugar "más inseguro".