Archivo de Público
Miércoles, 4 de Junio de 2008

La Paz reimplanta a una mujer un brazo que casi le arrancó a mordiscos un caballo

EFE ·04/06/2008 - 15:43h

EFE - Brazo izquierdo de un hombre de 28 años, que recibió un macrorreimplante tras su amputación total. Esta es una de las cinco exitosas intervenciones llevada a cabo por la Unidad de Reimplantes de las extremidades superiores de La Paz desde su puesta en marcha en enero.

La Unidad de Reimplantes de las extremidades superiores de La Paz ha operado ya a cinco pacientes desde su puesta en marcha el pasado mes de enero, entre ellos a una mujer a la que se le ha reimplantado el antebrazo después de que casi se lo arrancara un caballo a mordiscos.

La mujer, de 33 años, ha podido recuperar de esta manera el brazo que casi llegó a perder el pasado 1 de febrero en un establo de Fuente el Saz del Jarama, cuando intentaba colocar un bocado a un caballo y éste se revolvió y la enganchó con los dientes a la altura del antebrazo izquierdo, provocándole una semiamputación de ese miembro.

Además de esta paciente, la nueva Unidad de Reimplantes -que funciona las 24 horas del día- ha asistido a otros cuatro y en sus cinco meses de existencia se ha convertido en un centro de referencia nacional para esta técnica quirúrgica, que hasta ahora solo sólo realizaban el Hospital General Yagüe de Burgos, el Hospital Universitario Virgen del Rocío y la Corporación Sanitaria Parc Taulí (Cataluña), dentro del sistema público de salud.

A tres de los cinco pacientes operados en Madrid se les han practicado microrreimplantes de dedos y otro, un hombre de 28 años, ha recibido un macrorreimplante tras una amputación total de su brazo izquierdo.

Esta última intervención quirúrgica duró cinco horas y en ella participaron cuatro cirujanos plásticos, tres traumatólogos y dos anestesistas, además de todo el equipo de enfermería y de los demás servicios implicados en el proceso.

El paciente se encuentra ahora en fase de rehabilitación, con el objetivo de recuperar la movilidad del brazo reimplantado y la sensibilidad.

El reimplante está indicado en casos de una amputación completa o parcial de los dedos, de la mano, de la muñeca, del antebrazo, del codo o del brazo, hasta la altura del hombro.

No siempre se recomienda la reimplantación de un miembro seccionado, pues puede haber contraindicaciones por parte del paciente o del miembro y en todos los casos hay que estudiar minuciosamente el mecanismo de la lesión, el estado del muñón y de la parte amputada, para valorar la viabilidad de la intervención y la posibilidad real de recuperación funcional de la extremidad.