Archivo de Público
Miércoles, 4 de Junio de 2008

El Oporto, excluido de la Champions por intentar comprar árbitros

El conjunto portugués, actual campeón de la liga, recurrirá la sentencia

EFE ·04/06/2008 - 14:49h

El Oporto ha anunciado hoy que recurrirá la decisión de la UEFA de excluir al club portugués de la próxima edición de la Liga de Campeones por dos intentos de soborno de árbitros en el campeonato luso.

La noticia de la expulsión difundida en Suiza y dada a conocer de inmediato por los periodistas lusos que acompañan a la selección portuguesa cayó como una bomba entre los medios deportivos de este país, cuya liga ha ganado el Oporto las tres últimas temporadas.

El club portugués, que confirmó en un comunicado enviado a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) la sanción de la UEFA, indicó que presentará alegaciones de primera instancia ante el Comité de Apelación del organismo.

El plazo para presentar el recurso ante la UEFA concluye el próximo 9 de junio y, en caso de ser rechazado, el Oporto podría recurrir en última instancia al Tribunal Arbitral del Deporte.

Un portavoz de la UEFA declaró desde Suiza a la prensa lusa que el Comité de Control y Disciplina tomó la decisión después de que la Liga portuguesa condenase al Oporto por intento de corrupción en la temporada 2003-04 en el caso denominado "Silbato final".

Caso "silbato dorado" 

Ese escándalo deriva a su vez del caso de corrupción conocido como "Silbato Dorado", sobre intentos de soborno a árbitros portugueses y aún pendiente de juicio en los tribunales ordinarios. El Oporto decidió no recurrir esta decisión de la Liga nacional, que incluía la inhabilitación por dos años de su presidente, Nuno Pinto da Costa, una multa económica y la pérdida de seis puntos, dado que el equipo tenía ventaja suficiente para ganar el campeonato.

Sin embargo, esa decisión le ha costado que la UEFA entrase a analizar la situación y le haya excluido de la máxima competición de clubes europeos al considerar que el caso denominado "Silbato final" va en contra de los criterios de admisión en las competiciones europeas.

El punto 1.04 del Reglamento de Competiciones de la Liga de Campeones determina que, para ser inscrito, un club "no puede estar o haber estado involucrado en cualquier actividad destinada a pactar o influir en el resultado de un partido".

Tras la decisión de la UEFA de expulsar al Oporto, el tercer clasificado del pasado campeonato nacional, el Vitoria de Guimaraes, debería disputar la Liga de Campeones, junto con el Sporting de Lisboa. El Benfica pasaría de la Copa de la UEFA a disputar la tercera fase clasificatoria de la Liga de Campeones, mientras que el Sporting de Braga -séptimo clasificado- jugará la segunda competición europea.

Sin embargo, la UEFA debe ratificar las alteraciones en la representación portuguesa en competiciones europeas que deberá hacerle llegar la Federación Portuguesa de Fútbol (FPF).

El presidente del Oporto fue condenado el pasado 9 de mayo a dos años de inhabilitación, mientras que el club recibió la sanción de 150.000 euros y la pérdida de seis puntos, aunque esto no impidió que el equipo se hiciese con su tercer campeonato nacional consecutivo.

El caso "Silbato final" se cerró además con la condena de descenso de categoría al Boavista por probados actos de coacción sobre los árbitros en un partido frente al Benfica, en enero de 2004, y la retirada de tres puntos al club Uniao de Leiría por tentativa de corrupción en un choque de la misma temporada.