Archivo de Público
Miércoles, 4 de Junio de 2008

Otra forma de ayuda familiar

Los enfermos de cáncer de colon con familiares afectados por la misma patología muestran una mayor supervivencia

AINHOA IRIBERRI ·04/06/2008 - 01:00h

Cuando una persona es diagnosticada de cáncer de colon y, además, ha visto previamente los estragos de la enfermedad en varios de sus familiares cercanos, la reacción no puede nunca ser buena. No obstante, un estudio que publica hoy JAMA demuestra que tener parientes con cáncer de colon puede ser incluso un factor de buen pronóstico para quien sufre esta enfermedad.

La paradoja es aún mayor. Cuantos más familiares enfermos tenga el paciente, menores son sus posibilidades de recurrencia del tumor o de muerte. De hecho, aquellos pacientes oncológicos con dos o más parientes afectados tienen, según esta investigación, un 51% menos de riesgo de que su enfermedad se reproduzca o de fallecer por ella.

Para llegar a esta conclusión, el equipo dirigido por la investigadora Jennifer Chan, del Dana-Farber Cancer Institute –el hospital oncológico de la Universidad de Harvard (EEUU)–, estudió a 1.087 pacientes de cáncer avanzado de colon y revisó su supervivencia y recurrencia según suhistoria familiar.

La historia familiar en el cáncer de colon es relativamente frecuente, ya que entre el 16% y el 20% de los pacientes tiene un pariente de primer grado que también ha sido golpeado por el cáncer.El director del Programa de Consejo Genético del Institut Català d’Oncologia (ICO), Ignacio Blanco, comenta la trascendencia de este trabajo, que avala una tesis “nunca demostrada hasta el momento”. Asevera Blanco que en las unidades de consejo genético -que se ocupan de los casos de cáncer hereditario– ya se sabía que los afectados por el síndrome de Lynch, un tipo de tumor maligno de colon hereditario, asociado a fallos en los genes reparadores de ADN MLH1, MSH2 y MSH3, tenían mejor pronóstico que otros enfermos de cáncer de colon. “Lo que nadie había demostrado es que el hecho de tener familiares per se fuera un factor pronóstico”, puntualiza el especialista.

El cáncer de colon familiar puede estar asociado al fallo de genes reparadores del ADN, pero también a genes supresores de la actividad tumoral. Según explica Blanco, hay otros muchos casos de cáncer de colon que no cumplen los criterios para ser denominados hereditarios, pero que, sin embargo, cursan con varios casos en la familia. De estos últimos es de los que habla el estudio.

Para este especialista, el trabajo –que habrá de ser confirmado– “abre la curiosidad a saber qué otros genes están implicados en el buen pronóstico del cáncer colorrectal”. En cualquier caso, la mejor noticia es el cambio que implica esta investigación en la comunicación a pacientes de riesgo.“Cuando a alguien le hablas de riesgo familiar de cáncer, lo lógico es que se asuste; de esta forma, el mensaje podrá ser otro: que la persona que tenga muchos parientes con este tipo de tumor ha de vigilarse, pero que, en caso de enfermar, su pronóstico será mejor. Si se puede trasmitir un mensaje positivo, mejor”, concluye el experto.