Archivo de Público
Martes, 3 de Junio de 2008

Sol Meliá aprueba un reparto del dividendo neto de 0,146 euros por acción

EFE ·03/06/2008 - 18:21h

EFE - Vista de la fachada del hotel Gran Meliá Victoria en Palma de Mallorca.

La junta general ordinaria y extraordinaria de Sol Meliá ha aprobado hoy el reparto de un dividendo neto de 0,146 euros por acción a cargo de los resultados de 2007, lo que supone un incremento del 20 por ciento respecto al ejercicio de 2006.

El reparto será efectivo a partir del 1 de julio, según el acuerdo alcanzado esta mañana en Palma por la junta general de Sol Meliá.

En la reunión, que ha contado con un quórum del 80 por ciento, los accionistas han dado el visto bueno a la gestión realizada por la compañía a lo largo de 2007, así como a las cuentas del ejercicio, con un "resultado histórico" de un incremento del 19 por de beneficio neto que ha alcanzado los 161,9 millones de euros.

Según un comunicado emitido hoy por la cadena hotelera, el crecimiento de los ingresos en 2007 fue del 7,2 por ciento y del 7,1 por ciento en el EBITDA, alcanzando los 1.347 millones de euros y los 349 millones, respectivamente.

Entre los principales acuerdos aceptados mayoritariamente por los accionistas destaca el nombramiento de los hermanos Sebastián Escarrer Jaume y Gabriel Escarrer Jaume como co-vicepresidentes de Sol Meliá Hotels & Resorts, en línea con el deseo del presidente de la compañía, Gabriel Escarrer Juliá, de iniciar el proceso de transferencia del liderazgo de la compañía en favor de sus hijos.

Esta decisión permitirá a ambos ejecutivos, que también ostentan el cargo de consejeros delegados, contar con idénticas facultades de decisión y actuación en el seno de la compañía.

Para el empresario mallorquín, el proceso de transferencia de liderazgo a sus hijos "aporta simultáneamente continuidad, equilibrio y renovación".

Asimismo, los accionistas han sido informados hoy de la creación de la comisión de estrategia de Sol Meliá, formada por cinco de los consejeros de la compañía entre los que figuran Sebastián y Gabriel Escarrer Jaume.

Su objetivo principal es participar activamente en la definición, revisión y comunicación a la junta general de accionistas y al consejo de administración de los planes estratégicos de la compañía.

En el discurso pronunciado ante la junta de accionistas, el presidente de Sol Meliá, Gabriel Escarrer Juliá, ha calificado como "histórico" el balance de la compañía en 2007.

En ese ejercicio, la compañía ha dado por cerrado el Plan Estratégico 2004-2007, cumpliendo uno de sus principales objetivos como es la reducción del endeudamiento de la compañía en 350 millones de euros y el incremento del ingreso medio por habitación en un 5,3 por ciento anual.

El fundador de Sol Meliá ha destacado la "acertada política" de inversiones y desinversiones de la compañía, así como la incorporaciones de habitaciones de mejor calidad y la apuesta por una mayor adecuación del producto a las marcas.

Respecto al ejercicio de 2008, el presidente de Sol Meliá sostiene que será un año de "estabilidad y resistencia al ciclo" que servirá para preparar un "intenso crecimiento" que, de acuerdo con su nuevo plan estratégico, se espera alcanzar en los años 2009 y 2010.