Archivo de Público
Martes, 3 de Junio de 2008

Los recursos de uranio son suficientes para cubrir un siglo de consumo de las centrales

EFE ·03/06/2008 - 17:38h

EFE - El director general sénior del banco Lazard, Rodrigo Rato.

Los recursos de uranio identificados en el mundo son suficientes para la demanda de las centrales nucleares al menos durante un siglo con las tecnologías actuales, afirmó hoy la Agencia de la OCDE para la Energía Nuclear (AEN), que subrayó la necesidad de hacer inversiones para evitar escasez de producción.

"Teniendo en cuenta el largo periodo requerido normalmente para poner en producción nuevos recursos, pueden producirse una escasez del aprovisionamiento de uranio si no se implementan a tiempo medios de producción", subrayó la AEN en su informe anual sobre la demanda, la producción y los recursos de uranio, combustible de las centrales atómicas.

La cantidad de uranio convencional que se puede extraer a un precio de menos de 130 dólares por kilo, que era de 4,7 millones de toneladas según los cálculos presentados en 2005, ha aumentado hasta 5,5 millones.

Además, los depósitos de este mineral que se pueden estimar sobre la base de las características geológicas de lo ya descubierto elevan esa cifra hasta 10,5 millones de toneladas, lo que supone 0,5 millones de toneladas más que en el informe precedente.

Ese incremento responde tanto a nuevos descubrimientos como a una revisión de los recursos a los que se puede acceder a la vista de unos precios más elevados.

La agencia nuclear de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) indicó que la industria extractiva ha reaccionado al tirón del uranio con un aumento de la inversión en exploración del 250% entre 2004 y 2006, cuando pasó a 774 millones.

Para 2007, aunque los cálculos no están finalizados, la cifra estará en torno a la del ejercicio precedente.

La producción mundial de uranio en 2006 fue de 39.603 toneladas, lo que cubrió alrededor del 60% del consumo de los 435 reactores nucleares que operan en el mundo (66.500 toneladas).

La diferencia procede de las reservas de los países, del tratamiento de combustibles usados y del recurso al uranio procedente del desmantelamiento de armas nucleares, fuentes de combustible que van a ver reducido su peso en el futuro.

Por eso la AEN señaló que hay que expandir las capacidades de producción.

Sobre todo teniendo en cuenta que las capacidades nucleares instaladas en el mundo deben pasar de los 372 gigavatios de 2007 a una horquilla de entre 509 a 663 gigavatios en el horizonte de 2030.

Esos aumentos, sobre la base de las tecnologías actuales, representarían unas necesidades de entre 94.000 y 122.000 toneladas.