Archivo de Público
Martes, 3 de Junio de 2008

Trichet y Bernanke coinciden en la importancia de controlar la inflación

EFE ·03/06/2008 - 17:11h

EFE - El presidente de la Reserva Federal estadounidense, Ben Bernanke, ha insinuado hoy que las bajadas de tipos en Estados Unidos para impulsar la economía norteamericana se han acabado por ahora.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, y el de la Reserva Federal, Ben Bernanke, coincidieron hoy en señalar la importancia de controlar la inflación a medio y largo plazo.

Trichet participó en un acto de la International Monetary Conference (IMC), celebrada ayer y hoy en la capital catalana, mientras que Bernanke y el gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa, tomaron parte en el mismo a través de vídeo-conferencia.

Tanto Trichet como Bernanke reconocieron que poco podrán hacer para que la inflación no suba en el corto plazo, a causa de la presión que soportan las economías del mundo desarrollado por el incremento de los precios del crudo y de los alimentos.

Trichet alertó de que de manera inmediata "la inflación acabará afectando a los consumidores" porque ambos factores -petróleo y alimentos- reactivarán la subida de los precios.

Pero, según el presidente del BCE, la clave pasa por "mantener los actuales niveles de empleo" y por que no se disparen los precios más adelante.

Ambos, Trichet y Bernanke señalaron que la clave es evitar "una subida de la inflación a medio y largo plazo", en palabras de Trichet, con quien su colega estadounidense se mostró en muy buena sintonía.

Si bien los tipos de EEUU están en su nivel más bajo de los últimos cuatro años, no parece, por el discurso de hoy de Bernanke -mucho más preocupado por la inflación de lo que acostumbra-, que pueda haber nuevas bajadas en Estados Unidos, que ahora tiene los tipos al 2%.

En su discurso, Trichet evitó hacer referencias a lo que hará el BCE en la reunión del próximo jueves, donde previsiblemente mantendrá el precio del dinero al 4%, pero dejó muy claro que su mayor prioridad es luchar contra la inflación amenazada tanto por la subida del barril de petróleo como por el incremento de las materias primas y los alimentos.

Además de los peligros de la inflación, Trichet destacó el esfuerzo de los bancos centrales en sus acciones coordinadas para "ajustar y distribuir la liquidez, a pesar de todo, durante el período" y puso como ejemplos las actuaciones conjuntas que llevaron a cabo los diversos bancos centrales en los últimos meses.

Por su parte, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, advirtió de que la economía española ha sido más castigada por el 'boom' de los precios inmobiliarios y dijo que "puede ser más vulnerable que la de otros países a los efectos de segunda vuelta como consecuencia de la aplicación generalizada de mecanismos de indiciación".

Por ello, Fernádez Ordóñez pidió "políticas de desregulación y liberalización" que impulsen la competencia, fomentando tanto el capital humano como la movilidad".

En estas conferencias del IMC participan representantes de la banca mundial que aprovecharon para hacer algunas preguntas a los representantes de los bancos centrales, en especial en relación con los factores y la futura evolución de los precios del petróleo.