Archivo de Público
Martes, 3 de Junio de 2008

Cheney se disculpa tras una broma políticamente incorrecta sobre Obama

EFE ·03/06/2008 - 16:32h

EFE - El vicepresidente estadounidense, Dick Cheney, aludió a su parentesco lejano con Obama diciendo que " y eso que no vivimos en Virginia Occidental", en una alusión a un estereotipo sobre los matrimonios entre parientes en esa área.

El vicepresidente de EE.UU., Dick Cheney, se vio hoy obligado a disculparse apresuradamente tras formular una broma políticamente incorrecta en un acto público.

En una presentación de premios periodísticos este lunes, Cheney aludió a su parentesco lejano con el aspirante presidencial demócrata Barack Obama y a sus propias raíces familiares para apuntar que tiene ancestros con el apellido Cheney tanto por parte de padre como de madre.

"Y eso que no vivimos en Virginia Occidental", afirmó el vicepresidente, en una alusión denigratoria a uno de los estados más pobres del país y a un estereotipo, abandonado hoy día, sobre los matrimonios entre parientes en esa área.

Cheney, cuya broma fue acogida con un murmullo general entre el público, apuntilló con el comentario de que "éstas son las cosas que se pueden decir cuando uno no se presenta a la reelección".

Las palabras del vicepresidente fueron recibidas con ira entre los principales políticos de Virginia Occidental, un estado que puede resultar clave en las presidenciales de noviembre y que en los dos comicios anteriores dio sus votos al presidente George W. Bush y a Cheney.

Ante las protestas, Cheney se vio obligado a disculparse.

Su portavoz, Lea Anne McBride, afirmó que "el comentario improvisado del vicepresidente no tenía intención de ofender a nadie".

"Al volverlo a pensar, se dio cuenta de que fue un intento inapropiado de gastar una broma que no debía haber hecho. El vicepresidente se disculpa ante la gente de Virginia Occidental por una declaración inapropiada", dijo.

El veterano senador demócrata Robert Byrd afirmó que el que un vicepresidente manifieste abiertamente "tal desprecio y alarmante ignorancia sobre sus propios conciudadanos" representa un insulto para todos los estadounidenses.

"Ahora que el Gobierno que representa ya no necesita de sus votos, el señor Cheney parece que cree que cuenta con libertad para burlarse y menospreciar a la gente de Virginia Occidental", agregó.