Archivo de Público
Martes, 3 de Junio de 2008

La crecida del Ebro inunda cientos de hectáreas de cultivo pero no afecta a los cascos urbanos

EFE ·03/06/2008 - 09:39h

EFE - Una vecina se protege de la lluvia.

La punta de la crecida del Ebro ha pasado ya por varios municipios de la provincia de Zaragoza dejando cientos de hectáreas de cultivo anegadas, pero sin afectar a sus cascos urbanos, según han informado a Efe varios alcaldes.

El alcalde de Novillas, José Ayesa, cifró en 1.500 las hectáreas de cultivo inundadas por la avenida, después de que el Ebro derribara dos motas a su paso por el municipio.

En declaraciones a Efe, dijo que todavía es pronto para cuantificar las pérdidas económicas provocadas por la riada, pero avanzó que muchas de las plantaciones agrícolas serán irrecuperables.

Ayesa subrayó que los ánimos de los agricultores de la localidad están "muy mal" porque desde hace tiempo se reivindica a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) la limpieza del cauce para minimizar los daños en caso de avenida.

Por su parte, el alcalde de Gallur, Antonio Liz, afirmó a Efe que la crecida ha inundado en el municipio entre 500 y 600 hectáreas de todo tipo de cultivos, y advirtió de que en el municipio todavía están pendientes de una nueva punta, dado que el caudal del Ebro está creciendo de nuevo a su paso por Castejón (Navarra).

Liz subrayó que las inundaciones de los cultivos en esta época del año son "muy dañinas, irreversibles", por lo que los agricultores están "bastante fastidiados".

Asimismo reiteró la necesidad de que la CHE intervenga en el cauce, no para realizar "dragados indiscriminados", pero sí para "limpiezas puntuales", ya que las motas "aguantan poco".

El alcalde de Boquiñeni, Juan Manuel Sanz, también informó a Efe de que en su término municipal se han inundado entre 200 y 250 hectáreas de cultivos, así como la carretera CP-3, que hoy volvió a abrirse al tráfico.

Sanz insistió en la necesidad de limpiar el cauce del Ebro, ya que "cada vez se alcanzan niveles más altos con los mismos caudales".

Según datos de la CHE, el caudal del Ebro alcanza 1.684 metros cúbicos por segundo en Castejón (Navarra), mientras en Zaragoza capital se sitúa en 1.337 metros cúbicos por segundo.