Archivo de Público
Martes, 3 de Junio de 2008

La marihuana podría encoger zonas cerebrales, según un estudio de la Universidad de Melbourne

Los consumidores de marihuana son más propensos a mostrar señales leves de desórdenes psicóticos, según la Universidad de Melbourne

Will Dunham (REUTERS) ·03/06/2008 - 09:56h

Los peligros del cannabis, a escena. ARCHIVO

El consumo continuado de marihuana a largo plazo podría causar la reducción de dos importantes regiones cerebrales, anunciaron el lunes investigadores australianos.

Varios escáneres cerebrales mostraron que el hipocampo y la amígdala cerebral eran más pequeños en los hombres que consumían marihuana en grandes dosis de forma habitual que en aquellos que no la tomaban, explicaron los científicos.

Los consumidores habituales participantes en el estudio habían fumado al menos cinco cigarrillos de marihuana al día durante una media de 20 años. El hipocampo regula la memoria y las emociones, mientras que la amígdala juega un papel crucial en el miedo y la agresión.

El estudio, publicado en la revista Archives of General Psychiatry de la Asociación Médica Estadounidense, también incluyó una prueba de aprendizaje verbal que consistía en recordar una lista de 15 palabras, y en la que los consumidores habituales de marihuana tenían calificaciones más bajas que quienes no la consumían.

Leves desórdenes psicóticos 

Además, los consumidores de marihuana eran más propensos a mostrar señales leves de desórdenes psicóticos, aunque no suficientes como para ser diagnosticados formalmente con ningún desorden de este tipo, apuntaron los investigadores.

"Esos hallazgos desafían la extendida percepción de que el cannabis tiene efectos limitados o que no tiene efectos dañinos en el cerebro y la conducta", afirmó Murat Yucel, de ORYGEN Research Centre y la University of Melbourne, responsable del estudio.

"Como en la mayoría de las cosas, algunas personas experimentarán más problemas asociados con el cannabis que otras," indicó Yucel en un correo electrónico.

"Nuestros descubrimientos sugieren que cualquier persona es vulnerable a cambios potenciales en el cerebro, ciertos problemas de memoria y síntomas psiquiátricos si consumen grandes dosis durante largo tiempo", añadió.

Entre los 15 consumidores de grandes dosis de marihuana del estudio, el hipocampo era un 12 por ciento menor y la amígdala un siete por ciento menor que entre los 16 hombres que no consumían la sustancia, según los investigadores.

Si bien los expertos reconocían que el estudio no prueba que fuera la marihuana, y no otro factor, lo que había provocado esas diferencias cerebrales, Yucel advirtió de que los descubrimientos ciertamente apuntan a esta sustancia como causa.