Archivo de Público
Lunes, 2 de Junio de 2008

ACS paga 20 millones por la caída de Iberdrola

La constructora, accionista de la eléctrica, tiene que aportar garantías extra cuando ésta cotiza por debajo de 9,1 euros

A. M. VÉLEZ/S. R. ARENES ·02/06/2008 - 22:10h

Iberdrola perdió ayer en bolsa un 3,66%, su mayor caída desde enero, y cerró por primera vez desde ese mes por debajo de los 9,1 euros.

Cuando la eléctrica cotiza por debajo de este umbral, su máximo accionista, la constructora ACS, que tiene pignoradas sus acciones en la eléctrica, está obligada a aportar garantías adicionales, como estipula el contrato financiero. Con el cierre de ayer de Iberdrola (8,94 euros), al grupo constructor le toca aportar unos 20 millones por un solo día.

En el entorno de la constructora minimizan el impacto de esos pagos ya que la empresa los aporta en efectivo y cuenta con una liquidez de más de 2.600 millones.

Pese a que el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, y su homólogo en ACS, Florentino Pérez, no son precisamente amigos, la caída de Iberdrola tampoco beneficia a la eléctrica, mucho más vulnerable a un eventual ataque de un tercero.

Electricité de France (EdF) no ha ocultado su interés por la empresa y ha mantenido conversaciones con ACS. En el sector también se señala a la alemana E.ON como posible interesada. De momento, muchas quinielas apuntan a una fusión entre Iberdrola y Gas Natural para crear un gran grupo energético español, aunque de momento no hay acuerdo en lo más importante: el precio.