Archivo de Público
Lunes, 2 de Junio de 2008

El Gobierno impulsará un gran pacto del agua

DAVID MIRÓ ·02/06/2008 - 21:51h

Una vez superada la situación de emergencia en Catalunya (hoy la Generalitat decretará que se ha superado la fase de excepcionalidad 2) el Gobierno se dispone a tejer un gran pacto de Estado sobre el agua que aparte este espinoso tema de la agenda política. No será fácil dados los jugosos resultados que ha ofrecido la llamada guerra del agua al PP en Valencia y Murcia, pero la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, quiere empezar a negociar una solución definitiva a los problemas hídricos de España no sólo con las autonomías, sino también con ayuntamientos, sindicatos, empresarios, agricultores y ecologistas. "Lo tenemos que hacer partiendo del hecho que ninguna de las partes adopta posiciones dogmáticas para poder estar abiertos a todo tipo de soluciones", dijo ayer.

Todas las alternativas se tendrían en cuenta, según la ministra, siempre que sean sostenibles "económica, social y ambientalmente". Espinosa avanzó que no se descartan las interconexiones entre cuencas porque "hablar de trasvases no significa hablar única y exclusivamente del trasvase del Ebro", ya que "hay otras interconexiones que pueden ser estudiadas".

Derogar el ministrasvase

La ministra explicó que este fin de semana ha mantenido contactos con representantes de la Generalitat y que, una vez el Gobierno catalán deje sin efecto hoy las restricciones al consumo de agua por ejemplo para regar jardines o llenar piscinas (aunque se podría mantener alguna con carácter testimonial), el Consejo de Ministros podrá derogar el Real Decreto que establece la construcción urgente de una tubería desde Tarragona hasta Barcelona.

Los embalses del sistema Ter-Llobregat, que llegaron a estar al 20% de su capacidad a principios de abril, rozaron ayer el 55% después de las últimas lluvias.