Archivo de Público
Lunes, 2 de Junio de 2008

Marlaska ordena a la alcaldesa de Hernani retirar el nombre de un etarra de un parque

El juez de la Audiencia Nacional también ha ordenado a la Ertzaintza que retire todos los "signos públicos" referentes al etarra, como un monolito y una placa

ÁNGELES VÁZQUEZ ·02/06/2008 - 18:53h

El juez Fernando Grande-Marlaska sigue un criterio distinto al de la mayoría de sus compañeros de la Audiencia Nacional respecto a las calles dedicadas a miembros de ETA. Lo demostró el pasado 12 de mayo cuando admitió a trámite una querella contra la alcaldesa de Hernani (Guipúzcoa), Marian Beitialarrangoitia, por un delito de enaltecimiento del terrorismo por mantener en el municipio un parque con el nombre de Jose Aristimuño, Pana, y una plaza llamada Gudarien (del soldado vasco).

Ayer volvió a dejarlo claro: el juez interrogó a la regidora y le ordenó retirar los signos públicos: monolitos y placas referentes a Pana, así como los que "puedan existir en cualquier otra parte del municipio". La Ertzaintza deberá verificar que así se ha hecho y "garantizar que no vuelvan a colocarse en ninguna forma gráfica imaginable".

Indicios de criminalidad

A Marian Beitialarrangoitia le advierte de que "de no proceder en tal sentido" podría entenderse su actitud "como indicio de criminalidad". El auto también considera un indicio en su contra que pidiera "un aplauso lo más caluroso posible" para los presuntos autores del atentado de la T4, en un acto de su partido, Acción Nacionalista Vasca, hechos que investiga el juez Santiago Pedraz.

La alcaldesa, que se negó a contestar a las preguntas de las acusaciones, explicó que el parque se llama así desde que ella tenía 14 años, y se centró en justificar el mantenimiento de la plaza Gudarien, término con el que se denominaba a los soldados vascos en la Guerra Civil, y que los miembros de ETA utilizan para sí mismos.

El juez destaca que "existe una mínima duda razonable sobre la verdadera intención que guió el acuerdo municipal", porque sólo los concejales de Herri Batasuna lo votaron, mientras que el resto de grupos proponía llamar a la plaza Nagusia (Mayor), "y cuesta creer que en el caso de haber sido la intención la hoy manifestada por la imputada", todos los demás partidos "se hubieran opuesto". Pero, por esa duda, no adopta ninguna medida respecto a la plaza Gudarien, ni sobre pancartas alusivas a ETA, "ya que su retirada son competencia de otras autoridades". Marlaska se limita a ordenar retirar el nombre del parque Pana, cuya militancia en ETA acredita tanto la Policía como la Guardia Civil.

Como máxima autoridad

Marlaska tiene en cuenta que Beatialarrangoitia no ha realizado ningún acto contra la denominación del parque, "aún habiendo sido requerida
-por medio de una carta en diciembre- como máxima autoridad", lo que "implica, como máxima representante, una voluntad cierta de loar al mencionado miembro de la organización terrorista ETA".

"A nadie se le puede negar que el mantenimiento de la placa en el citado parque, conlleva la actualidad en su loa personal, en su conducta criminal y determina una humillación constante en el sentimiento legítimo no sólo de las víctimas, sino de cualquier ciudadano con sólidos principios democráticos", señala la resolución.