Archivo de Público
Lunes, 2 de Junio de 2008

Miles de personas asisten al primer entrenamiento de los italianos en Austria

EFE ·02/06/2008 - 19:23h

EFE - Los jugadores de la selección italiana de fútbol Antonio Cassano (i) y Fabio Cannavaro (d) durante la sesión de entrenamiento en Converciano, Italia.

La llegada de la selección italiana a su cuartel general en Austria desató hoy la euforia entre los aficionados, con la asistencia de alrededor de 5.000 espectadores al primer entrenamiento de los "azzurri".

Banderas, pancartas y, sobre todo, muchas camisetas azules entre un público entregado, marcaban la tónica en las gradas del estadio, con continuos cánticos dirigidos a sus héroes en la localidad del entrenamiento de Maria Enzersdorf, a unos 30 kilómetros de Viena.

"Es uno de mis sueños ver a los italianos. Es mi equipo desde hace años. Cuando ganaron el Mundial en Alemania estaba en Roma y viví la celebración en el Circo Máximo. Que vengan aquí me hace muy feliz", explicó a Efe un aficionado con el nombre de Hans con una voz al borde de la afonía.

A la entrada del estadio de Maria Enzersdorf, uno de los vendedores en un puesto de productos italianos aseguró que había vendido una treintena de camisetas de la selección en apenas un par de horas.

La "Squadra Azzurra" llegó hoy al su cuartel general durante la Eurocopa, situado en la localidad de Baden, a una treintena de kilómetros de Viena, donde estarán alojados en el Hotel Schloss Weikersdorf, un palacete renacentista.

La avalancha de seguidores de los italianos obligó a desplegar un fuerte dispositivo de seguridad, tanto en la localidad del hotel como en el estadio donde se ejercitarán sus internacionales.

Todo lo que de euforia mostraron los hinchas en su apoyo a los italianos lo tuvo de cauto Roberto Donadoni, el técnico de los campeones del mundo.

En la denominada "Casa Azzurri", donde dará las ruedas de prensa Italia y que contará con un programa cultural dedicado a los transalpinos, Donadoni quiso rebajar las muestras de euforia tras el convincente triunfo de los suyos contra Bélgica en Florencia.

Donadoni aseguró tajante que no quería hablar de ganar el europeo, sino que sólo pensaba en ganar a Holanda, para remarcar que lo suyo era ir partido a partido.

"Todo se mostrará en el campo, con trabajo disposición y determinación", agregó.

Italia, está en el denominado "grupo de la muerte" por el gran nivel de los hombres que lo componen, junto a Rumanía, Francia y Holanda.

Donadoni aseveró que el partido contra Rumanía será determinante para la suerte de grupo y negó que fuese el rival más débil de los tres a los que se enfrentará.

Tampoco dio pistas del once inicial que saltará el 9 de junio en Berna contra Holanda, y dijo que todo dependerá de la intensidad de los entrenamientos.

No quiso desvelar tampoco quien acompañará en el ataque a Luca Toni, pero recalcó el buen rendimiento y disposición de Antonio Di Natale, que marcó en el partido contra Bélgica.

Preguntado sobre si la presencia del ex madridista Antonio Casano en la selección era un milagro, aseguró que "usar esa palabra es siempre excesivo" y que la convocatoria se la había ganado el jugador.

El entrenador también descartó que sus jugadores, los actuales campeones del mundo, puedan caer en la relajación, y afirmó que eso fue hace dos años y las cosas han cambiado mucho.