Archivo de Público
Lunes, 2 de Junio de 2008

Pepu es consciente de que hoy puede ser despedido

Tras una larga polémica con la Federación de Baloncesto, el seleccionador dice que él no ha cometido ningún error

EP ·02/06/2008 - 18:31h

Pepu Hernández es consciente de que mañana podría ser destituido como seleccionador nacional de baloncesto en la reunión prevista con la Federación Española, pero subraya que él no ha "cometido ningún error" y que todo lo que está pasando va en "detrimento de la selección" de cara a los Juegos Olímpicos de este verano.

"Desconozco el motivo de la reunión de mañana, no sé nada. Sólo sé que no puedo estar prestando atención únicamente a lo que se escribe y estoy leyendo sobre mí en los periódicos. Sé que mañana se puede formalizar mi despido como entrenador. Es una posibilidad que conozco pero, por lo que estoy leyendo, y ésta ya es una práctica muy habitual en la forma que tiene la Federación de comunicarse conmigo", aseguró, crítico el madrileño en declaraciones al programa 'El círculo a primera hora' de Telemadrid, que recoge Europa Press.

Pepu, que anunció que no seguiría al frente de España tras los Juegos Olímpicos, no oculta que quiere saber su futuro lo antes posible, ya que cada minuto que pasa va en detrimento de la selección: "Cuando se toma una decisión como la de gratificar a un entrenador y darle su confianza, éste debe saberlo en cuanto sea posible, pero si es otro el que se va a hacer cargo, ahí sí que no se puede perder ni un instante porque en momentos como éste, el tiempo está muy limitado para preparar a un equipo".


Además, lamenta que con esta situación de provisionalidad los jugadores no estén seguros de con quién hablar. "Tengo la sensación de que cuando hablo con ellos sobre planes de futuro, pueden estar pensando en algo así como 'para qué tratamos esto contigo si a lo mejor vas a ser destituido'. Es lógico y es que estos días de vacío, de paréntesis desde que hice mi anuncio, están siendo negativos para el trabajo de día a día", confesó. Sin embargo, reconoció que se encuentra "tranquilo" porque asegura que no ha "cometido ningún error grave". "Si el problema es mi anuncio, lo hice en el tiempo y la forma correcta.

Y si es porque la semana pasada no pude ir a una reunión, yo di horas y fechas alternativas", recuerda el preparador nacional, calificando esta reunión "inamovible" como "una trampa".

Molesto con la FEB

Por otro lado, Pepu no esconde su enfado por lo que ha estado leyendo y escuchando en estas semanas, sobre todo por declaraciones de José Luis Sáez, presidente de la FEB, y de Jesús Bueno, director ejecutivo, en las que se decía que dejaba la selección porque tenía un acuerdo con otro equipo. "Eso me molestó mucho porque se estaba poniendo en duda mi profesionalidad y mi dignidad. Me da la impresión de que había cierta intencionalidad en esas declaraciones. Tratar de aproximarme a un equipo que, por cierto, fue a varios, sembraba la duda sobre mi comportamiento y mi trabajo y eso es muy grave, no solo para mí, sino para cualquier entrenador", criticó el preparador nacional.

Sobre todo porque 'Pepu' reitera que trabaja "por y para la selección". "Claramente tengo un contrato, pero lo que siento es un compromiso con el equipo, con los jugadores y con la afición", explica, al tiempo que confiesa que no teme la rueda de prensa de mañana donde José Luis Sáez amenazó con contar las verdades del seleccionador porque cree que la "verdad no es amenazante".