Archivo de Público
Lunes, 2 de Junio de 2008

Se esperan 350.000 asistentes al primer Rock in Río en Madrid

EFE ·02/06/2008 - 14:33h

EFE - La cantante británica, Joss Stone, durante su interpretación ayer en el Festival Rock in Río en Lisboa.

El festival internacional de música "Rock in Río", que se celebrará en Madrid por vez primera vez a finales de este mes, aspira a superar los 350.000 asistentes, señaló hoy a Efe la vicepresidenta de la organización, Roberta Medina.

Por dimensión, Madrid debe superar las cifras de Lisboa, vaticinó la directiva del festival, cuya primera parte concluyó ayer con un concierto del rockero británico Rod Stewart y un gran éxito de público.

El evento nació en Río de Janeiro en 1985 y ayer concluyó la primera fase de su tercera edición en Portugal, que se completa el próximo jueves y viernes y luego se desplaza a Madrid, donde se celebrará el 27 y 28 de este mes y el 4, 5 y 6 de julio.

Medina explicó que la elección de España como siguiente paso en la internacionalización del evento se debe a la fortaleza de su mercado musical y a la "alegría" del público, que concuerda con el espíritu "de una gran fiesta" que caracteriza al festival.

"Madrid tiene todas las posibilidades de superar los asistentes de Lisboa por su dimensión, pero también es un mercado en el que es mucho más complicado comunicar, porque tiene carácter regional", dijo la hija de Roberto Medina, el fundador del Rock in Río.

También apuntó que se sentirán satisfechos si se repite el éxito de Portugal en Madrid, especialmente si se tiene en cuenta que el evento llega a España por primera vez.

Allí no se conoce Rock in Río y por lo tanto es un esfuerzo explicar de qué se trata, reconoció Medina.

"Hay gente que lleva en mi equipo -en la organización de Madrid- un año y sólo ha entendido lo que es Rock in Río cuando ha tenido lugar ahora, en Lisboa", resaltó.

La directiva brasileña considera que el festival excede a una mera serie de conciertos y no es fácil explicar el sentido que le orienta, y el hecho de que asistan, como pudo verse en Lisboa, desde niños a adultos de todas las edades.

El presupuesto del Rock in Río, indicó, alcanzará los 30 millones euros, cubierto entre los patrocinadores (50 por ciento) y la venta de entradas.

La marcha de las obras de "la ciudad del rock" de Arganda del Rey, que acogerán las actuaciones, van de acuerdo a lo planeado, y se trata de un recinto "impresionante y espectacular", manifestó.

Roberta Medida cree, no obstante, que la ubicación es una diferencia importante con Lisboa, donde el recinto está en la ciudad, mientras que Arganda del Rey está a 30 kilómetros del centro de Madrid y "la gente tendrá que entender que la forma de llegar serán los autobuses".

No obstante adelantó que el transporte estará incluido en el precio de las entradas y que los autobuses partirán de varios puntos estratégicos de la capital española.

Además, el acceso al recinto se verá facilitado por otra línea de autobús que enlazará la estación de metro de Arganda del Rey con "la ciudad del rock".

Medina mostró su confianza en el éxito de la cita, dado que la venta de entradas marcha comparativamente a un ritmo bastante más elevado que el de Lisboa.

Sobre la respuesta del público español, dijo que espera que se sitúe entre el carácter "desenfrenado" de Brasil y el mucho más calmado de Portugal.

Otra de las particularidades del Rock in Río, su compromiso con el medio ambiente, ha llevado a la organización a anunciar la plantación en Madrid más de 7.000 árboles para compensar las emisiones de CO2 que generarán los conciertos, resaltó Medina.