Archivo de Público
Lunes, 2 de Junio de 2008

"Bala Perdida", el regreso "arrabalero" de Carlos Ann

EFE ·02/06/2008 - 13:26h

EFE - El músico Carlos Ann posa con motivo de su entrevista con Efe en la que habla de su nuevo disco, "Bala Perdida".

Carlos Ann, fiel admirador de la poesía de Panero y compañero de tareas de Enrique Bunbury, regresa con su nuevo disco, "Bala Perdida", un álbum de "arrebato y desenfreno que viaja desde la música fronteriza hasta el rock", explica a Efe el cantante y compositor catalán.

Después de mostrar su faceta más introspectiva e íntima en "La Nada", trabajo editado hace apenas un año, "Bala Perdida" supone su vuelta a los escenarios, ya que comenzará su gira de presentación los días 18 y 28 de junio en Madrid y Barcelona, respectivamente, para continuar por Argentina y México, y regresar de nuevo a España para recorrer su geografía.

Esta vez Carlos Ann ha dejado el dolor a un lado y presenta nueve canciones "arrabaleras", con las que pretende envolver al público en un western donde "hay licencia para todo, para cualquier emoción y comportamiento", asegura el cantante.

Este es el escenario donde suena la música de "Bala Perdida", un disco para el que el catalán tenía "clarísimo desde el principio lo que quería hacer y cómo quería que sonase". Así, en este viaje por el oeste se pueden escuchar desde las cuerdas de un violoncelo hasta la percusión de unas castañuelas. "Los instrumentos están ahí para tocarlos, y es lo que he hecho", añade.

El cantante, devoto seguidor de la poesía de Leopoldo María Panero, con el que grabó el documental "Un día con Panero" y al que dedicó junto a Enrique Bunbury un CD-Libro con el nombre del poeta, afirma que lo que primero que trabaja en su música es "el poema, el verso".

Esto le ha permitido sumergirse en otros dos proyectos paralelos a "Bala Perdida": el álbum "Santa N", junto a Mariana Aupi, y la grabación de un nuevo disco con Juan Carlos Allende, guitarrista de Chavela Vargas.

"Los tres proyectos tienen un nexo en común, es música muy orgánica y tratada de una manera similar", comenta Ann, para el que "Santa N" es el mejor disco que ha hecho nunca, "bello, cuidadísimo desde el principio hasta el final, es muy preciosista, aunque también tiene la mala leche de 'Bala Perdida'".

Con Juan Carlos Allende la relación musical es distinta. "Lo conocí en un concierto de Chavela y no pude controlar la emoción de ir al escenario y decirle que teníamos que trabajar los dos", relata el compositor, tras lo cual y casi inmediatamente, se sumergieron en la grabación en México de un nuevo trabajo juntos, en el que las canciones surgen básicamente de dos guitarras y la voz.

"Las sesiones que hicimos en DF eran muy elevadas, se está tocando y se está llorando, y eso es algo que nunca he visto en España, con excepción del flamenco", asegura.