Archivo de Público
Lunes, 2 de Junio de 2008

IU dice que es un pésimo precedente de cómo regalar empresas rentables al sector privado

EFE ·02/06/2008 - 11:45h

EFE - El ex diputado regional Luis María Huete, a su llegada a la Audiencia Provincial de Madrid.

El Grupo Municipal de IU considera que la sentencia del "caso Funeraria", que sólo condena a uno de los imputados, supone un "pésimo precedente" ya que "abre la posibilidad de que se puedan regalar empresas públicas rentables al sector privado".

"Respetamos el fallo, pero no compartimos en absoluto su contenido", ha señalado el concejal Ángel Lara, quien, no obstante ha adelantado que los servicios jurídicos de Izquierda Unida ya están estudiando el recurso ante el Tribunal Supremo.

Para IU es "paradójico" que se absuelva a cinco imputados por prescripción de los delitos "cuando el proceso se ha alargado quince años", al tiempo que en el fallo del tribunal se admiten estos delitos, tanto los de prevaricación, como los fiscales.

"A falta de conocer en detalle las exposiciones de motivos del fallo nos preguntamos por qué, por ejemplo, sólo se le atribuye a uno de los ex concejales una pena de dos años y un día de inhabilitación de cargo público por prevaricación y al resto se les absuelve", ha indicado Lara.

Lara recuerda que la primera denuncia fue interpuesta por su Grupo en mayo de 1993 y que "a ella siguió un informe demoledor elaborado por el Tribunal de Cuentas", al que siguió, dos años después, otro informe de la Fiscalía Anticorrupción para, en diciembre de 2003, abrir el juicio oral.

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado hoy al ex concejal madrileño del PP Luis María Huete a dos años y un día de inhabilitación para cargo público por prevaricación y ha absuelto al resto de imputados por las irregularidades detectadas en la privatización parcial de la funeraria municipal.

Fuentes judiciales han informado de que, en su fallo sobre el "caso Funeraria", la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial ha absuelto a los otros dos ex concejales del PP imputados, Simón Viñals y Antonio Moreno, de los delitos de prevaricación, maquinación para alterar el precio de las cosas, malversación y tráfico de influencias.