Archivo de Público
Lunes, 2 de Junio de 2008

La Filarmónica de Berlín reabre hoy sus puertas dos semanas después del incendio

EFE ·02/06/2008 - 12:46h

EFE - La Filarmónica de Berlín reabre hoy sus puertas dos semanas después del incendio que se produjo en el edificio el pasado 20 de mayo.

La Filarmónica de Berlín reabre hoy sus puertas dos semanas después del incendio que se produjo en el edificio el pasado 20 de mayo a partir de unos trabajos de soldadura en el techo.

El concierto de reapertura corresponderá por azar del calendario a la Deutsche Symphonie Orchester, bajo la dirección del maestro eslovaco Juraj Valcuha.

Valcuha tendrá como solistas a la violinista Sophia Jaffé, la clarinetista Shirley Brill y el violonchelista Gay Johnston, en un programa que incluye piezas de Felix Mendelssohn-Bartholdy, Johannes Brahms, Carl Maria von Weber y Richard Strauss.

Los portavoces de la Filarmónica expresaron su satisfacción por el retorno a la "plena normalidad en la casa", tras dos semanas de trabajos de reparación de los daños causados, especialmente en el techo, y grandes esfuerzos de logística para mantener el programa.

Todos los conciertos programados por la Filarmónica en las fechas posteriores al incendio fueron trasladados a distintos teatros y auditorios de la ciudad, gracias al apoyo del senado de Berlín y de empresas privadas de organización de eventos.

El primer concierto para el que se buscó un lugar alternativo estuvo dirigido por el ex titular de la Orquesta Filarmónica, Claudio Abbado.

El concierto se celebró en la Waldbühne, un auditorio al aire libre con capacidad para 20.000 personas, y fue además un agradecimiento a las fuerzas de protección civil que participaron en las tareas de extinción del fuego.

Más de 500 policías y bomberos, con sus familias, fueron invitados por la Filarmónica al concierto con Abbado, que dirigió obras de Ludwig van Beethoven, y el Te Deum, de Berlioz, pieza monumental que reunió en escena a más de 600 músicos y coros.

Otros conciertos que deberían haberse celebrado en la Filarmónica pero que el incendio obligó a trasladar fueron los de la Orquesta Filarmónica de Múnich, con Christian Thielemann a la batuta, y la Deutsche Orchester con la dirección de Herbert Blomstedt.

Thielemann dirigió en el teatro Admiralpalast y Blomstedt en la Casa de la Radio.