Archivo de Público
Domingo, 1 de Junio de 2008

Makhmalbaf dice que "el cine de hoy es más democrático, pero carece de pensamiento"

EFE ·01/06/2008 - 21:59h

EFE - El reputado cineasta iraní Mohsen Makhmalbaf durante la presentación de la retrospectiva que le dedica el II Festival Cines del Sur de Granada, que repasa su carrera a través de once títulos, la mayoría inéditos en España, con los que ha conseguido el reconocimiento internacional.

El cineasta iraní Mohsen Makhmalbaf, a quien el II Festival Cines del Sur de Granada homenajea con el repaso de once de sus películas, ha dicho hoy que el avance del cine digital ha hecho que este arte sea "más democrático", pero también que "desaparezca el pensamiento" de muchas de las producciones.

El reputado creador, que ha ofrecido una rueda de prensa con motivo de la retrospectiva que le dedica el festival granadino, ha señalado que igual que no todo el que coge un bolígrafo es capaz de escribir un buen libro, tampoco todo aquel que cuenta con una cámara podrá hacer un "cine aceptable".

"Si tienes un restaurante aspiras a que la comida no sólo sea rica para tu familia, sino para un grupo determinado de personas; pues igual con el cine", ha apuntado Makhmalbaf, que ha apostillado que, por la cantidad de cámaras digitales que se venden en el mercado, no podemos pensar que se tendrán un número equivalente de buenos directores.

En este sentido, ha lamentado que en la actualidad se produzca mucho cine "de ruido", cuando se debería tener "la humildad" de reconocer que "lo más importante es el pensamiento y la visión" de aquello que se quiere transmitir al público.

Precisamente, el pensamiento es lo que este artista iraní ha pretendido fomentar e incentivar a través de sus numerosas películas, para las que -ha indicado- se inspira en su propia experiencia como ser humano.

"Trato de mostrar cómo vivo las cosas, realmente hago un trabajo experimental, en el que intento no estar bajo la influencia de nada, ni de nadie", ha señalado el autor, quien cree que el hecho de que desde pequeño no haya podido ver mucho cine ha hecho que sus producciones sean "más personales y más suyas".

Sobre la situación del séptimo arte y la realidad política de su país, del que tuvo que marcharse hace ya varios años, Makhmalbaf ha asegurado que Irán atraviesa una época "oscura, desolada y bastante negra", en la que precisamente el cine más crítico y que podría hacer "reflexionar" apenas consigue llegar y calar en la sociedad.

Los principales problemas al respecto, ha añadido, pasan por la censura a la que han de hacer frente quienes pretenden ser "un espejo en el que la gente se pueda ver para cambiar la realidad", que tampoco cuentan con el respaldo presupuestario suficiente, mientras el Gobierno promueve y promociona un cine "de propaganda".

Por ello, se ha mostrado pesimista y se ha preguntado cómo se va a poder crear un cambio social si la gente no va a ver aquellas producciones críticas.

Makhmalbaf ha comparado la situación actual de su país con la que vivió España durante el franquismo y ha considerado que el pueblo iraní es consciente del cambio que tanto anhela aunque viva atemorizado.