Archivo de Público
Domingo, 1 de Junio de 2008

Labastida está "consternada" por el accidente en el que han muerto 3 vecinos

EFE ·01/06/2008 - 11:01h

EFE - Tres personas perdieron la vida, seis resultaron heridas graves y otras nueve leves al volcar el autobús en el que viajaban ayer en la autopista AP-68, en el término municipal de Figueruelas (Zaragoza), tras chocar contra el vehículo de viajeros, un turismo, que se saltó la mediana.

La localidad alavesa de Labastida se encuentra hoy "consternada" tras la muerte de tres de sus vecinos en un accidente de tráfico ocurrido ayer cuando regresaban de una boda en Zaragoza, ha explicado a EFE el alcalde de esta localidad, Higinio Arinas.

Las tres víctimas mortales del accidente de autobús registrado ayer en la AP-68 son el matrimonio compuesto por Juan Carlos P.G., de 42 años, e Isabel S.R, de 39, y Eleuterio R.G., de 71, todos ellos vecinos de Labastida (Álava).

En declaraciones a EFE, el alcalde de esta localidad, Higinio Arinas (EB), ha explicado que el matrimonio que perdió la vida ayer al sufrir un accidente cuando regresaban de una boda en Zaragoza, tenía una hija de ocho años, que no había viajado con ellos ya que se había quedado en casa de una tía en Casalarreina (La Rioja).

Por el momento, se desconoce cuándo se oficiarán los funerales por los tres fallecidos, cuyos cuerpos permanecen en el Instituto Anatómico Forense de Zaragoza, según Arinas.

En el autobús accidentado viajaban dieciocho personas de una misma familia que volvían de Zaragoza de una boda. El vehículo volcó a las ocho y veinte de la tarde en el kilómetro 268 de la AP-68, tras chocar contra un turismo que se saltó la mediana.

Los cuatro ocupantes del turismo, que al parecer hizo "acuaplaning" debido a la lluvia, resultaron ilesos.

Arinas ha afirmado que el pueblo está "consternado" tras el fatal accidente, ya que Labastida es una localidad muy pequeña, 1.400 habitantes, y todo el mundo se conoce.

Además de los tres muertos, otros trece vecinos de Labastida resultaron heridos en el accidente y tres de ellos se encuentran muy graves, según han informado fuentes del Gobierno de Aragón.

El alcalde de Labastida, que viajó anoche a Zaragoza para visitar a los heridos, ha ordenado que las banderas de esta localidad ondeen a media asta, en señal de duelo por los fallecidos, y en las próximas horas convocará un pleno extraordinario para declarar una jornada de luto.

La noticia sorprendió ayer a Arinas en la VII Asamblea General de EB-Berdeak, que se celebra en Bilbao, y nada más enterarse de lo ocurrido abandonó el cónclave y se desplazó a Zaragoza acompañado por el teniente de alcalde de la localidad para visitar a los heridos.

En el accidente resultaron heridas trece personas, siete de las cuales han sido ya dadas de alta.

Continúan ingresadas cuatro personas en el Hospital Clínico Universitario de Zaragoza, una en estado muy grave y el resto en observación, a la espera de conocer la evolución de sus heridas.