Archivo de Público
Domingo, 1 de Junio de 2008

Onyia sorprende con el triunfo y Saladino con su derrota en Berlín

EFE ·01/06/2008 - 19:19h

EFE - La española Josephine Onyia (d), la sueca Susanna Kallur (i) y la jamaicana Delloreen Ennis-London (c) durante la prueba de los 100 metros valla de la 67 edición de la Reunión internacional de atletismo de Berlín (ISTAF), primera estación de la Liga de Oro, que se celebra en el estadio Olímpico de Berlín (Alemania).

La española Josefine Onyia dio la gran sorpresa de la reunión de Berlín, primera de la Liga de Oro, al imponerse en los 100 metros con vallas a la sueca Sussane Kallur mientras que el saltador panameño Irving Saladino no pasó de un decepcionante séptimo lugar en longitud.

Con un tiempo de 12.50 Onyia, de origen nigeriano, estableció un nuevo récord español, batiendo por siete centésimas la plusmarca de Glory Alozie, ex nigeriana como ella.

Kallur no sólo partía como favorita para ganar en Berlín sino que era una de las firmes candidatas para imponerse en las seis reuniones y conseguir parte del botín de un millón de dólares.

Onya ganó hoy por haber tenido más fuerza tras pasar la última valla sorprendiendo a la sueca y a la estadounidense Lolo Jones, que logró el tercer lugar con un tiempo de 12,57, que es el mejor registro logrado por ella en esta temporada.

El tiempo logrado por Onya en Berlín es el segundo mejor tiempo corrido en la distancia en este año y el vigésimo cuarto en todos los tiempos.

Las derrotas de Kallur y Saladino no fueron las única sorpresas en la reunión de Berlín. También el estadounidense Jeremy Wariner, que llegaba como favorito en los 400 metros y también como candidato al botín de la Liga de Oro, tuvo que resignarse a un segundo lugar detrás de su compatriota LaShawn Merrit

El tiempo de Merrit, 44.03, muestra que la carrera fue rápida y que Wariner tiene que contar al menos con un rival que puede disputarle el oro en Pekín en su especialidad.

La saltadora de altura Blanka Vlasic, en cambio, no falló y con un 2,03 mostró que sigue siendo la reina de su especialidad. La alemana Arianne Friedrich, sin embargo, la apretó hasta el final y llegó a saltar hasta 2 metros.

El estadounidense Berschawn Jackson se impuso sin problemas en los 400 metros con vallas de los hombres, permitiéndose incluso un bajón en la recta final que él justificó diciendo que el largo vuelto a Europa lo tenía agotado.

La meta de Jackson, sin embargo, como el mismo dijo, no era mejorar su marca sino la victoria y esta nunca estuvo en peligro.

Los 1.500 metros de los hombres fueron cosa de kenianos. Augustin Kiprono Choge se impuso sin problemas, con un gran remate en la recta final que le permitió alcanzar un tiempo de 3:31,57, el mejor que se ha corrido este año en el mundo.

La segunda plaza la obtuvo Daniel Komen en un apretado duelo con Kibet Korir en los últimos metros.

Los 110 metros por vallas se convirtieron en un duelo entre el estadounidense Oliver David y el cubano Dayron Robles. Al final, David llevó la mejor parte y le ganó al cubano, con 13,19, por una centésima de segundo.

Los 5.00 metros no están en este año en la lista de la Liga de Oro pero la reunión de Berlín incluyó la disciplina para enmarcar el programa principal.

Las mujeres corrieron la distancia antes de que empezarán a disputarse las disciplinas de la Liga de Oro con victoria para la keniana Sylvia Kibet, con un registro de 15:05,09, por delante de su compatriota Priscah Cherono.

Las dos kenianas rompieron el grupo en la última ronda que se convirtió en un duelo personal entre ellas después de que cerca de siete corredoras habían soportado adelante el ritmo de la carrera, alternándose la posición de punta.

Entre los hombres el keniano Moses Masai se impuso, con 12:50, 55, al etíope Tariku Bekele.

El lanzamiento de disco tampoco está este año entre las disciplinas de la Liga de Oro pero, siendo una de las especialidades preferidas del público alemán, no podía faltar en Berlín -como uno de los aperitivos del programa principal- con la presencia de atletas que hacían de la competición una especie de ensayo general de los Juegos Olímpicos.

Al final, el iraní Ehsan Hadadi se impuso con un excelente lanzamiento de 69 metros y 12 centímetros -nuevo récord asiático- , el mismo registro con el que, en su último lanzamiento, el campeón olímpico Virigilius Alekna logró el segundo lugar tras un mal comienzo.

El español Mario Pestano, con 66,39, se situó quinto por debajo del alemán Robert Harting y del estonio Gerd Kanter, vigente campeón del mundo.