Archivo de Público
Jueves, 1 de Noviembre de 2007

El Espanyol desafía a su propia historia

Valverde puede llegar a los números de Camacho si gana al Murcia en el último partido de la jornada.

ALBERT MARTÍN VIDAL ·01/11/2007 - 00:10h

Valverde va muy en serio. Su equipo, el Espanyol, puede situarse esta noche en la zona que da acceso a la Liga de Campeones. La visita del Murcia a Montjuïc esta noche puede dejar al conjunto blanquiazul en una situación privilegiada: transcurrida una cuarta parte del campeonato, tendría el billete provisional a la Liga de Campeones.

El Espanyol, conjunto sufrido por antonomasia, adicto a la taquicardia, el bypass y los milagros de última hora, llevaba más de una década sin encontrarse en semejante posición. Fue en la temporada 1995-96, de la mano de José Antonio Camacho y en un conjunto donde destacaban gente como Pochettino, Arteaga, Lardín o Urzaiz, en un equipo aguerrido atrás y de venenosos contragolpes.

Exactamente la misma apuesta con la que Ernesto Valverde prepara el asalto a la Liga de Campeones, en lo que supondría un hito en la historia del club. El arranque de campeonato de su equipo ha sido espectacular. Los periquitos son el único equipo de Liga que puede preciarse de haber derrotado al Sevilla y al Valencia a domicilio, además de al Madrid como local.

 
El enorme nivel que están mostrando los ahora internacionales Luis García, Riera y Tamudo han impulsado a un equipo que sigue mostrando la solidez que le llevó a la final de la Copa de la UEFA del pasado año. Además, el Espanyol tiene en la recámara a un De la Peña que sale de una lesión y que aportará más fantasía al ataque blanquiazul.

El único lunar del equipo catalán en lo que va de campeonato han sido precisamente los conjuntos humildes: las derrotas en Valladolid y Huelva y los empates ante Betis y Mallorca confirman que al Espanyol se le atragantan los equipos pequeños.

El Murcia, el mejor de los recién ascendidos hasta ahora, tratará de sacar petróleo de esta situación. No será empresa fácil: en Montjuïc ya sueñan con la Champions. D