Archivo de Público
Domingo, 1 de Junio de 2008

Disturbios en Madrid durante la marcha de un grupo de extrema derecha

La Policía carga contra varios antifascistas para evitar altercados

EUROPA PRESS ·01/06/2008 - 15:22h


Manifestacion del grupo fascista Democracia Nacional. ANGEL NAVARRETE 

La Policía Nacional ha dispersado con pelotas de goma a un grupo de unas 20 personas de estética antifascista que, según testigos presenciales, se enfrentaron con ellos a botellazos cuando intentaban reventar un acto que el partido de extrema derecha Democracia Nacional (DN) había convocado entre la plaza de Cibeles y la Puerta del Sol.

Los antifascistas intentaban acceder a la calle Alcalá desde la Gran Vía cuando los agentes nacionales intentaron disuadirlos, a lo que ellos respondieron con botellazos. Un cámara de televisión ha recibido incluso puñetazos y fue golpeado con un palo, según las mismas fuentes.

Así, los nacionales cargaron con pelotas de goma contra los antifascistas, que huyeron hacia la plaza Vázquez de Mella, volcando a su paso contenedores de basura.

Tapón para evitar enfrentamientos 

Ante estas circunstancias y para evitar mayores disturbios en un posible encontronazo entre los manifestantes de DN y los espontáneos antifascistas, más de una decena de dotaciones policiales taponaron la entrada a la Puerta de Sol por la calle Preciados, formando con las 'lecheras' una fila que llegaba hasta la plaza del Callao.

Mientras, unas 70 personas convocadas por DN bajo el lema 'Vivienda Social, Prioridad Nacional. Ningún español sin casa' marcharon desde Cibeles hasta Sol para protestar contra la especulación en la vivienda, "propiciada por el Estado, autonomías, ayuntamientos, banca y constructoras".

Gritando proclamas como 'Ayudas sociales para los nacionales' y 'Quien se beneficia de la inmigración no es el obrero sino el patrón', los manifestantes exigieron la construcción masiva a precios asequibles de Viviendas de Protección Oficial, el retorno al Estado de la potestad de controlar mediante el Banco de España la emisión de moneda y la fijación del tipo de interés oficial para bajar el precio del dinero con el fin de incentivar el consumo, la producción, y desahogar las economías domesticas.

'Contra el racismo antiespañol'

Los manifestantes, entre los que se encontraban varios menores, ondeaban banderas de España y del partido, ocuparon durante la marcha dos carriles de la calle Alcalá, que tuvieron que ser cortados al tráfico durante más de una hora.

Aunque el inicio estaba previsto a las 12.00 horas, no fue hasta pasadas las 12.30 horas cuando los aproximadamente 70 particiantes comenzaron la marcha. A la cabeza una pancarta portada por tres chicas y dos chicos muy jóvenes con el lema 'Vivienda Social, Prioridad Nacional. Ningún español sin casa'. Justo detrás, una segunda pancarta que rezaba: 'Contra el racismo antiespañol'.

Férreas medidas de seguridad

La manifestación transcurrió bajo grandes medidas de seguridad hasta llegar a la Puerta del Sol, donde los manifestantes hicieron un círculo para escuchar las proclamas de un joven líder, que reclamó la "prioridad nacional en las ayudas sociales".

Decenas de dotaciones policiales 'taponaron' las entradas a la Puerta del Sol, colocando furgones a lo largo de la calle Preciados y alrededor de toda la plaza ante la atónita mirada de los cientos de madrileños y turistas que paseaban por la zona hacia las 13.30 horas.

Al final de la concentración, los integrantes de DN tuvieron que dispersarse en grupo "para evitar linchamientos", señaló el presidente del partido, Manuel Canduela, quien afirmó que ya tenían previsto que los antifascistas intentaran reventar el acto. "Sufrimos la persecución de esa gentuza, que nunca pide permiso para manifestarse, y está respaldada por el Gobierno y los periodistas que los ponen de chicos buenos", criticó.