Archivo de Público
Domingo, 1 de Junio de 2008

La cabra volvió a ser la estrella del día de las Fuerzas Armadas

Rubalcaba sustituye a la ministra de Defensa, Carmen Chacon, de baja por maternidad de su primer hijo

EFE ·01/06/2008 - 14:31h

Los aviones de la patrulla Águila del Ejército del Aire trazan con humo la bandera nacional al comienzo del desfile con el que se celebra el Día de las Fuerzas Armadas. EFE

Los reyes, acompañados por los Príncipes de Asturias, han presidido en Zaragoza el desfile del Día de las Fuerzas Armadas, que constituye el acto central de unas jornadas en las que se quiere profundizar en la identificación de los ejércitos con el pueblo español. Esta es la segunda gran parada militar del año después del desfile del Día de la Fiesta Nacional, que se celebra en Madrid el 12 de octubre.

Al acto que contó con la presencia de 1.700 militares de los tres ejércitos y la Guardia Civil, unas 50 aeronaves y 90 vehículos asistió también el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba en sustitución de la ministra de Defensa, Carmen Chacon de baja por maternidad de su primer hijo.

Don Juan Carlos y Doña Sofía han llegado acompañados por los Príncipes de Asturias, Don Felipe y Doña Leticia, han sido recibidos con honores de ordenanza y han saludado a las autoridades asistentes.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en sustitución de la titular de Defensa, Carme Chacón, de baja maternal, acompañó a los Reyes en la tribuna, desde donde durante algo más de una hora presenciaron este desfile, que constituye el acto central del Día de las Fuerzas Armadas.

A su llegada, los Reyes han sido recibidos con aplausos de los miles de aragoneses que han salido a las calles de Zaragoza para presenciar la parada militar. Sin embargo el ministro de Interior fue recibido por parte del público existente con silbidos y abucheos.

Al desfile también acudieron las principales autoridades civiles y militares de la Comunidad de Aragón, así como diputados y senadores del Parlamento. Se ha elegido este año Zaragoza como sede principal para la celebración de los actos por ser 2008 especialmente signifiativo para la ciudad, ya que en los próximos días se inaugura la Exposición Internacional sobre 'Agua y Desarrollo Sostenible' y se conmemora el doscientos Aniversario de la Guerra de la Indepenencia y de los Sitios.

Patrulla Águila

Previamente al desfile militar, ha tenido lugar el acto de izado de una bandera nacional de 24 metros de extensión, que ha sido portada por tres soldados de los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire y por un agente de la Guardia Civil.

Con un homenaje a los que dieron su vida por España, que incluye un sobrevuelo de los C-101 de la Patrulla Aguila, arrancó el desfile, que se inició con una exhibición aérea de 47 aeronaves. Los zaragozanos pudieron también observar aviones de combate F-18, Eurofigther, Mirage F-1 y F-5 del Ejército del Aire, 'Harrier' de la Armada y aviones de transporte Hércules C-130, así como helicópteros Colibrí, Cougar y Tigre.

A continuación dio comienzo el desfile terrestre, que lo abrirá la Agrupación Acorazada-Mecanizada-Motorizada, con carros de combate 'Leopardo', vehículos de caballería 'Centauro' y vehículos de combate 'Pizarro'. Otros vehículos pertenecientes a unidades navales como 'Piraña' y 'Hummer' atravesaron el Paseo de la Independencia y el Paseo Pamplona, dos de las principales arterias de la capital zaragozana.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) exhibió parte de sus materiales anti-incendios y de intervención ante desastres, y las unidades antiaéreas mostraron piezas de artillería, entre ellas misiles 'Mistral'. Unidades de la Brigada de la Legión y de Regulares no faltaron al desfile, que cerrará un escuadrón de la Unidad de Caballería de la Guardia Civil.

Una vez terminada la parada militar, los Reyes don Juan Carlos y Doña Sofía ofrecieron a las autoridades asistentes una recepción en el Ayuntamiento de Zaragoza, durante la que el monarca realizó el tradicional brindis por España dedicando unas palabras a los asistentes.