Archivo de Público
Domingo, 1 de Junio de 2008

Arriola dice que en el contexto actual, el derecho a decidir es una falacia

EFE ·01/06/2008 - 11:28h

EFE - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

El secretario general del PSE/EE de Guipúzcoa, Iñaki Arriola, opina que el "derecho a decidir" al que apela el lehendakari, Juan José Ibarretxe, constituye "una falacia" en el contexto político actual, ya que los vascos viven inmersos en un sistema en el que "co-deciden con España y con Europa".

Arriola, elegido secretario general de los socialistas guipuzcoanos el pasado 18 de mayo, sostiene, en una entrevista con EFE, que si los vascos deciden su futuro por su cuenta, como plantea el nacionalismo, no pueden pretenden que el resto de los ciudadanos de España y Europa tengan que aceptar dicha decisión.

El nuevo secretario general del PSE/EE de Guipúzcoa, quien ha sucedido a Miguel Buen con un apoyo casi unánime, afronta el reto de mejorar o al menos mantener los resultados logrados por su partido en las dos últimas contiendas electorales, en las que se ha situado claramente como primera fuerza política de Guipúzcoa.

Una de sus prioridades consiste en "ayudar a Patxi López" a ganar las elecciones autonómicas para "abrir un nuevo tiempo en Euskadi".

El nuevo líder de los socialistas de Guipúzcoa asegura no sentirse "sorprendido" por el contenido de las preguntas de la consulta que plantea el lehendakari, -a quien se refiere siempre como "Juanjo"-, y resalta que no se corresponden con lo anunciado días antes por el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, quien adelantó que el enunciado contendría un "rechazo explícito de ETA".

Arriola considera que la segunda pregunta plantea "con mucha literatura" la autodeterminación y constituye "más de lo mismo".

"El derecho a decidir es una falacia, porque nosotros estamos decidiendo permanentemente en el contexto en el que vivimos, el de la comunidad geográfica política y económica en la que estamos inmersos, que es España y es Europa", explica.

En su opinión, será muy difícil que se celebre la consulta, porque el recurso del Gobierno la paralizará y porque, desde el punto de vista organizativo, precisa de la colaboración de los ayuntamientos y los más importantes, con la excepción de Bilbao, están gobernados por el PSE/EE.

Está convencido de que en el PNV "tiene que haber mucha gente incómoda en estos momentos" y resalta que en el partido nacionalista tradicionalmente el liderazgo lo ejerce el Euskadi Buru Batzar (la ejecutiva nacional) y no el lehendakari, como parece suceder actualmente.

"El presidente del EBB dice una cosa y a los pocos días el lehendakari le pasa por la tangente y le deja en ridículo total", sostiene Arriola.

Admite que "no se han cumplido los objetivos" que el PSE/EE y el PNV se marcaron al diseñar la estrategia de presentar las "mociones éticas" en los municipios gobernados en minoría por ANV tras el asesinato de Isaías Carrasco, pese al acuerdo, asegura, "de las cúpulas de los partidos" con EA y EB para apoyar estos textos.

"Luego cada uno, en la transmisión de ese acuerdo a los ayuntamientos tiene sus problemas, porque no controla políticamente a sus concejales, o porque a nivel local la gente se resiste, ya que se vive muy directamente la presión radical", explica Arriola.

Aunque la moción de censura en principio sólo tendría garantizado el éxito en Soraluze (Guipúzcoa), Arriola se muestra partidario a presentarla, aunque recuerda que la iniciativa en ese caso corresponde al PNV porque tiene más concejales.