Archivo de Público
Domingo, 1 de Junio de 2008

Tres muertos y 11 heridos al volcar autobús en Zaragoza con el que regresaban de una boda

EFE ·01/06/2008 - 11:01h

EFE - Tres personas perdieron la vida, seis resultaron heridas graves y otras nueve leves al volcar el autobús en el que viajaban ayer en la autopista AP-68, en el término municipal de Figueruelas (Zaragoza), tras chocar contra el vehículo de viajeros, un turismo, que se saltó la mediana.

Tres personas han perdido la vida y once han resultado heridas, una las cuales está en estado crítico y otras dos muy graves, al volcar el autobús con el que volvían de una boda en la autopista AP-68, en el término municipal de Figueruelas (Zaragoza).

El autobús siniestrado es propiedad de la empresa Autocares Barredo, que tiene su sede en Miranda de Ebro (Burgos).

Todas las víctimas son miembros de una familia de la localidad de Labastida (Álava) que regresaban a sus domicilios tras asistir a una boda en la capital aragonesa, según indicaron a Efe fuentes del entorno de la familia.

Fuentes del Gobierno aragonés informaron a Efe de que seis de los heridos están ingresados en el Hospital Clínico de la capital aragonesa, dos de ellos muy graves, y los otros cinco en el Hospital Miguel Servet, uno también con lesiones muy graves.

Los heridos menos graves tienen lesiones de diversa consideración y están siendo atendidos en los citados hospitales a la espera de conocer el alcance de sus heridas y su diagnóstico definitivo.

El autobús, en el que viajaban dieciocho personas, volcó a las 20:20 horas en el kilómetro 268 de la autopista AP-68, en el término municipal de Figueruelas, a unos 30 kilómetros de Zaragoza, tras chocar un turismo que se saltó la mediana contra el vehículo de viajeros.

El turismo que traspasó la mediana, que al parecer pudo hacer "acuaplaning" por la lluvia, es un Audi A-6, cuyos cuatro ocupantes han resultado ilesos, según ha informado a los medios de comunicación el delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández.

Al lugar del siniestro se trasladaron, además de Fernández, el consejero de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón, Rogelio Silva, y el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, quien abandonó el acto que se celebraba en la Academia General Militar (AGM), en presencia de los Reyes de España, que mañana presiden en la capital aragonesa el desfile del Día de las Fuerzas Armadas.

Todas las víctimas son miembros de una misma familia, originarios de la localidad alavesa de Labastida, y habían asistido a la celebración de la boda de un familiar en Zaragoza.