Archivo de Público
Domingo, 1 de Junio de 2008

El presidente del BCE pide "estar alerta" ante una desaceleración global

EFE ·01/06/2008 - 10:37h

EFE - El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude-Trichet, gesticula durante una rueda de prensa que ofreció en Atenas, Grecia, el pasado 8 de mayo.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, advierte que "debemos estar alerta" ante las actuales turbulencias financieras internacionales porque "éste no es tiempo para la complacencia" y puntualizó que "estamos afrontando un fenómeno global".

En una entrevista que publica hoy el diario El País con motivo del décimo aniversario del BCE, Trichet, puntualiza que la actual situación económica es la primera prueba de la magnitud real de la nueva globalización financiera y asegura que lo importante es saber dar una "respuesta global".

Jean-Claude Trichet cree que lo importante en esencia es minimizar los riesgos y que tanto autoridades, como sector público y privado estén alerta permanentemente.

"Tenemos que estar seguros de que estamos tratando todos los problemas sin ser complacientes y sin considerar que algunos elementos del sistema financiero global son intocables", puntualizó.

Asimismo, se mostró favorable a los cambios tecnológicos, a la interconexión de los mercados financieros y a la innovación a pesar de los riesgos aunque matizó que "la transparencia es imprescindible".

Sobre una posible autorregulación de la industria financiera, Trichet, dijo que hay campos donde "podemos tener autorregulación y que hay códigos de buenas prácticas y buenas conductas que podrían ser voluntariamente adoptadas".

Respecto a la convergencia en la Unión Monetaria, defendió como "oportuno" las políticas fiscales y económicas decididas en el pasado por países como España o Portugal y dijo que las reformas estructurales "en particular" son esenciales para que las economías puedan adaptarse lo antes posible a un mundo cambiante.

El presidente del Banco Central Europeo se mostró muy reacio a los elevados incentivos que muchas empresas pagan a sus directivos y pidió al sector privado que "reflexione" sobre esto porque se está pagando un precio "muy alto".

Ante la pregunta de si el euro pudiera sustituir al dólar en el plazo de 10 años como moneda de referencia, Trichet, respondió que "nunca he hecho campaña a favor de la internacionalización del euro" y alabó el "éxito" de esta moneda y de la Unión Monetaria que en términos de empleo ha creado 15,7 millones de empleos desde enero de 1999.